Una juez de control de garantías envió a la cárcel Modelo de Bogotá a  las seis personas sindicadas de infiltrar las marchas que se realizaron en el marco del Paro Nacional, en Bogotá, acusadas de tener enlaces con tres estructuras de disidencias de las Farc.

El ente de control sostiene que tiene suficientes pruebas, recopiladas en tres años de investigación, para comprobar que los implicados habrían reclutado jóvenes que realizaron actos vandálicos durante las manifestaciones que se vieron en la ciudad desde el pasado 21 de noviembre. Ninguno de los seis acusados aceptó cargos

Según señaló el fiscal de la Dirección Especializada contra las Organizaciones Criminales, tanto los audios como los videos, documentos y demás material probatorio evidencian la estrecha relación del grupo de hombres con los frentes primero, séptimo y décimo de los grupos residuales de las Farc.

Estas relaciones serían, específicamente, con alias Gentil Duarte, en Guaviare, y Jerónimo, en Arauca, con quienes tendrían contacto a través de correos humanos. Asimismo, señaló que el grupo ganaba la confianza de los universitarios para motivarlos a bloquear vías, afectar el servicio de transporte público y enfrentarse a la fuerza pública. Además, los dotaban con elementos químicos para la fabricación de artefactos explosivos.

Los reclutamientos de jóvenes finalizarían en Arauca donde, presuntamente, recibieron instrucción y publicidad subversiva con el compromiso de repartirla en Bogotá. Mientras que, para financiar sus acciones, el grupo de acusados estaría comercializando marihuana y cocaína, que obtendrían del oriente del país y Cauca, y venderían en los mismos entornos universitarios que concurrían.

«Todo esto es una deducción de la Fiscalía que no tiene fundamento. Hay alguien en una llamada que identifica a una persona con el nombre de «Abuelo» y la Fiscalía ya dice que es Gentil Duarte, eso es todo el elemento que considera la Fiscalía para decir que ellos pertenecen a un GAO (Grupo Armado Organizado), pero no existe ningún documento o foto que relacione a alguno de los seis capturados a una persona a parte a la denominada el ‘Abuelo'», señaló el abogado Eduardo Matyas, defensor de algunos de los acusados.

Al respecto, la alcaldesa Claudia López aseguró que existe evidencia sólida contra presuntos infiltrados en marchas, que ha sido recopilada conjuntamente entre la Policía y la Fiscalía. “El trabajo es impecable, rigurosa y sólida. No fue una cosa hecha un día, fue un seguimiento de meses del año pasado, con mucho rigor y una recolección de pruebas impecable, por eso, nos autorizaron tanto los allanamientos como la captura preventiva”.

Fuente: elespectador.comFoto: Publímetro