Un juez de control de garantías impuso medida de aseguramiento en centro carcelario contra la profesora que torturó y abusó de una niña en un jardín de Bogotá.

Los hechos investigados ocurrieron en 2019 cuando la niña tenía apenas tres años. La docente habría sometido a la estudiante a distintos vejámenes en el baño de la institución, durante 15 días. Al parecer, también la castigaba, le daba golpes en los tobillos, la bañaba con agua helada y la humillaba frente a sus compañeros. Ante esta situación, la víctima no quiso volver al jardín.

Tres años después, la menor de edad fue matriculada en un colegio cercano a su residencia. En el lugar, la niña agredida reconoció a la presunta agresora, quien trabajaba en esa institución. Luego de resistirse a regresar a clases para no reencontrase con la mujer, la víctima le contó a la directora de curso lo que había soportado y señaló a la supuesta responsable.

Los hechos fueron puestos en conocimiento de la Fiscalía General de la Nación y del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF). Producto de los actos investigativos realizados, la profesora fue capturada y presentada ante un juez de control de garantías, quien la envió a la cárcel. Un fiscal de la Seccional Bogotá le imputó los delitos de actos sexuales con menor de 14 años y tortura agravada.