La policía perdió la vida en medio del atraco que cometió el extranjero dentro de una peluquería en el barrio El Espino, al sur de Bogotá.

Los hechos ocurrieron el pasado 29 de mayo, en horas de la noche, cuando Greiver José Quevedo Seija, hoy capturado, se movilizaba por el barrio El Espino en una motocicleta junto a otro hombre. Todo apunta a que habrían ingresado a un local comercial donde despojaron de sus celulares a dos menores de edad.

Cuadras más adelante, Quevedo Seija, habría entrado a un salón de belleza para hurtarle el celular a una estilista; en ese instante, la patrullera de la Policía Nacional, María Alejandra Virolia Ortega, se encontraba en el lugar e intentó evitar el hurto, pero al parecer fue atacada por el ciudadano extranjero, quien le disparó en el pecho, ocasionándole la muerte. Además, la despojó de su teléfono móvil.

El pasado ocho de junio, en la ciudad de Villavicencio (Meta), la Policía de Vigilancia capturó en flagrancia a Quevedo Seija cuando intentaba hurtar un establecimiento comercial.

El 13 de septiembre, el capturado fue citado a audiencia de imputación. La Fiscalía le endilgó los delitos de homicidio agravado, hurto calificado y agravado y porte ilegal de armas de fuego. El ciudadano extranjero no aceptó los cargos.

Así las cosas, el Juez 1 Penal Municipal con función de control de garantías de Villavicencio, impuso medida de aseguramiento en establecimiento carcelario en contra de Greiver José Quevedo Seija, como presunto responsable de la muerte de la patrullera de la Policía Nacional, María Alejandra Virolia Ortega, en Ciudad Bolívar, sur de Bogotá.