Violenta y lamentable fue la reacción de algunos hinchas de Millonarios luego de perder la final del fútbol colombiano ante Deportes Tolima.

Diferentes actos violentos protagonizaron hinchas del equipo azul en diferentes partes de la capital, especialmente en inmediaciones del estadio El Campín.

Por ejemplo, en la carrera 30 o NQS comenzaron a pelear y varios hinchas sacaron machetes y se enfrentaron entre ellos a la altura de la calle 53, sector Galerías.  Igualmente protagonizaron enfrentamientos con la Policía y el Esmad.

Pero además de las peleas y enfrentamientos, hinchas atacaron un Transmilenio en la estación Simón Bolívar y rompieron gran parte de su vidrio delantero. El conductor recibió algunas heridas en la frente por cuenta de los ataques al bus.

La NQS fue cerrada por tramos debido a los violentos enfrentamientos, lo que causó un traumatismo en el tráfico durante parte de la tarde en Bogotá.