Una fallida diligencia fue la que se realizó ayer en la Ladrillera Superior, luego de que la propietaria del predio ubicado en el Km 12 de la Autopista sur, donde funciona esta empresa, intentara recuperar su propiedad. La persona que actualmente ejerce como Representante Legal de la ladrillera se niega a entregar el terreno a su dueña legítima.


Hace 10 años la señora Lilia Beatriz Camargo de Piñeros arrendó una de sus propiedades a Germán Gómez Serna, quien por medio de tres contratos de arrendamiento, administró y utilizó el predio en mención para hacer funcionar allí lo que actualmente se conoce como Ladrillera Superior (antes Cepetrecol). Sin embargo, dichos contratos vencían ayer 28 de febrero, por lo cual el arrendatario tenía que entregar todas las propiedades que está ocupando en este momento, pero él no se presentó a la diligencia de entrega, que estaba programada con más de seis meses de anterioridad, de acuerdo a lo ordenado por la Ley para estos casos. El único que llegó fue el abogado del señor Gómez Serna:

“Yo no quiero dejar a este señor dentro de mi propiedad, en Soacha a la Alcaldía le consta que él debe impuestos y ha sido multado en varias ocasiones, incluso hace aproximadamente dos años le impusieron una multa más, cercana a los 800 millones de pesos, que según lo que conocemos hasta el momento no ha sido cancelada.
Nosotros hemos tenido procesos en juzgados, pero este señor
asegura ser el dueño de todo lo que es mío, y se ha negado a entregar estas propiedades. No obstante, todo lo que él dice es falso. Actualmente hay una decisión judicial en contra de esta persona, la cual fue apelada ante el Tribunal Superior de Cundinamarca. Sólo esperamos que se haga justicia, porque hasta ahora no nos han atendido en ninguna parte. No voy a descansar hasta que este señor me entregue mi propiedad,”, explicó Lilia Beatriz Camargo.

La señora Camargo manifestó que en la actualidad Gómez Serna sigue trabajando en la ladrillera, a pesar de que la CAR la quitó la licencia ambiental, debido a las irregularidades que cometía al interior de la empresa. La propietaria del predio señaló que esta persona continúa emitiendo gases contaminantes, afectando el cerro y los barrios que están al respaldo de la fábrica.

Respecto a lo anterior, Periodismo Público.com conoció el testimonio de una persona que ha seguido de cerca la situación que se vive con la Ladrillera Superior, y aseguró que para la diligencia estaba citado el Personero Delegado Giovanni Murillo, quien hacia las 11 de la mañana abandonó el lugar de los hechos, sin que antes se redactara el acta de la no entrega de los predios.

Por otra parte, la testigo coincidió con la propietaria del predio donde funciona la ladrillera, y aseguró que esta sigue trabajando a pesar de que en agosto de 2012 la CAR le expidió una orden de cierre. En contraste, la empresa sigue afectando negativamente a las personas que residen cerca, sin que exista control alguno para regular su actividad.