Miedo y zozobra es lo que sienten los residentes de las pocas casas habitadas que quedan entre las calles 11 y 13 con autopista Sur de Soacha.  

Lo que dicen los habitantes es que se desató una ola delincuencial sin precedentes debido a que el sector está quedando sólo por la compra de predios y demoliciones que se están haciendo en la zona.

Puntualmente lo que piden los habitantes de este sector de Soacha es que tanto el ‘Consorcio Demoliciones 2020’, la Policía y la Alcaldía coordinen acciones para que protejan a las personas de bien y no las dejen a merced de los delincuentes.

“Las casas están desocupadas, las están demoliendo, pero el consorcio no quiere reforzar la seguridad y los ladrones se están metiendo; estamos agobiados y azotados, expuestos a que se entren a robar, el sector se puso súper inseguro, uno no puede salir en la noche, no hay iluminación sobre autopista. Por ejemplo, yendo hacia Santa Cecilia no hay una sola lámpara, después de las 6:00 p.m. se volvió imposible”, dijo una residente de la calle 12 con Autopista.

Pero como nadie le ha puesto cuidado a las denuncias de los ciudadanos del sector, se elevaron derechos de petición, que de poco han servido.

Elevo solicitud para que se refuerce la seguridad en las casas que van a ser objeto de demolición, especialmente las ubicadas entre las calles 11 y 13, ya que como es de su conocimiento se están presentando graves hechos de inseguridad y nos vemos expuestos ante los delincuentes. Están ingresando a desvalijar y desmantelar las casas a altas horas de la noche, incluso mediante la utilización de vehículos para llevarse todo, por tal razón es su responsabilidad tomar acciones pertinentes ya que en el evento que ingresen a nuestros predios, ¿quién responde?”, escribió una ciudadana al Consorcio.

A plena luz del día y sin que nadie lo impida, sujetos se suben a las casas a desvalijarlas

Mediante oficio fechado el 01 de febrero de 2021, el Consorcio Demoliciones 2020 respondió, entre otras cosas lo siguiente: “…esta situación también nos preocupa y hemos sido víctimas de estos delincuentes en cuanto al vandalismo que se ha presentado en los predios, al hurto de herramientas y elementos de trabajo y maquinaria, extorsiones, etc., razón por la cual hemos aumentado la seguridad de los predios que tenemos en el sector y nos encontramos trabajando de la mano con las autoridades como la Policía Nacional y la Secretaría de Gobierno del Municipio de Soacha…”

En otro aparte de la respuesta dice que “… los predios que están a cargo del contratista cuentan con vigilancia privada con la empresa “SIP SEGURITY”, la cual también se ha reforzado más aún en horas de la noche, donde realizan patrullajes constantes en la zona…”.

Finalmente, responde que “el consorcio solo se responsabiliza por la seguridad de los predios que se encuentran bajo su custodia y han sido entregados por la Empresa Férrea Regional, actualmente hay predios que se hallan habitados o son establecimiento comerciales, los cuales a la fecha no son parte de custodia por parte del contratista en caso fortuito de presentarse algún tipo de acto delincuencial, así mismo, tampoco hace parte de su seguridad las viviendas o inmuebles aledañas que no forman parte del objeto del proyecto de la referencia”.

Lo que la comunidad dice y el mismo consorcio lo manifestó a los residentes, es que la alcaldía ha hecho caso omiso a esta situación, incluso que no asiste a las reuniones para analizar el caso.

El alcalde Juan Carlos Saldarriaga lo que dijo es que “estamos a escasos 15 días de terminar las demoliciones de los inmuebles de la fase 2 de Transmilenio que irá hasta el río Soacha”, y aunque aseguró que, junto a la Gobernación y la Empresa Férrea Regional están para resolver los inconvenientes, pareciera que no le interesa la seguridad de las personas que aún viven en este sector del municipio.