Ante la ola de asaltos en motocicletas, el Distrito busca el regreso de los chalecos reflectivos con la placa de la motocicleta.

Según las cifras que maneja el Distrito, en Bogotá se reportan 27 robos al día donde se usa la motocicleta por parte de los delincuentes.

Las estadísticas indican que de los 930 atracos denunciados que se han registrado en lo corrido del año en Bogotá, el 48% se hace desde una moto, y el 45% con el llamado raponazo. Las localidades más afectadas por este delito son Engativá, Kennedy y Suba.

El Distrito dice que el 66% de las víctimas son personas entre los 21 y 40 años, que en el 53% de los casos no se emplean armas, y el 32% se realizan con armas de fuego.

Para el secretario de seguridad de Bogotá, Hugo Acero, regresar al uso de los chalecos reflectivos con la placa de la motocicleta es una medida que sirve.  “Nos permitía detener, buscar antecedentes y mirar quién era esa persona”, sostuvo.

Contrario a lo decretado en Soacha, Acero dice que prohibir el parrillero tiene un efecto perverso. “Terminamos criminalizando a todos los motociclistas y yo diría que el 99% de los motociclistas son personas honradas”, dijo.

Por ahora el tema del chaleco es una propuesta que no ha sido definida por parte de las autoridades del Distrito.