Abuelo de 74 años se enterró en la sala de su casa en Bogotá

Ocurrió en una vivienda de Bogotá cuando un adulto mayor se cansó de que la alcaldía no escuchara a su comunidad, entonces se enterró en la sala de su casa para llamar la atención.

La falta de atención de la Alcaldía de Bogotá a una comunidad de adultos mayores residentes en el barrio Tocaimita de la localidad de Usme y el desespero de no tener comida ni servicios públicos, llevó al anciano a tomar esta decisión.

Desesperado por el hambre y con signos de desnutrición, don Luis Miguel López, un hombre de 74 años cavó un hueco profundo en la sala de su rancho y se enterró vivo. Solo su cara quedó al aire libre para poder respirar.

Los vecinos de la zona se dieron cuenta que el hombre se enterró en la sala de su casa y de inmediato avisaron a las autoridades para que el anciano recibiera atención. Hasta la vivienda llegaron policías y funcionarios de las secretarías de Integración Social y de Salud para ayudar al hombre, quien siguió adelanta con su extraña forma de protesta.

Finalmente, y luego de 13 horas de permanecer bajo tierra, su cuerpo no resistió la humead y el frío, y permitió ser rescatado por el Cuerpo Oficial de Bomberos de Bogotá y funcionarios de la Secretaría de Salud, quienes se encargaron de asistir al adulto mayor para sacarlo del lugar en donde se enterró.

El hombre logró que la alcaldía le pusiera atención y se diera cuenta en las condiciones que vive un grupo de adultos mayores en este sector de Bogotá, ahora esperan que las ayudas se concreten.