Acumulación de basuras y residuos en un sector de Soacha parece no tener solución

Un costado de la vía Indumil, frente a los barrios San Antonio y Tierra Blanca de la comuna uno, se convirtió en el sitio ideal para acumular basura, residuos de embutidos y desechos. Se ha intervenido en repetidas ocasiones y de nuevo resulta lleno  de estos elementos.

A mediados de marzo pasado los residentes del barrio San Antonio denunciaron que este lugar se había convertido en botadero de residuos, amenazando la salud  de la comunidad y la estética  del sector, incluso perjudicando también a los habitantes de  Tierra Blanca.

Para recordar: Botadero de basura causa emergencia de salud pública en vía de Soacha

La denuncia fue remitida en su momento a la empresa Aseo Internacional, la cual intervino para despejar de basura y residuos el lugar, incluso recogió la parte que corresponde a un predio privado, todo con el fin de evitar que los desechos siguieran perjudicando a la comunidad, pero la demora fue recoger e intervenir y casi de inmediato resultó de nuevo invadido, pues este espacio sigue siendo un botadero que origina  malos olores y ahora parece empeorar.

Es un problema sin solución, pues ya es mucho tiempo el que llevan buscando acabar con el botadero de residuos y basura, y no se ha logrado.  “Este punto se ha convertido en referencia para que todas las personas que ni siquiera son del barrio vengan y boten la basura, ahora tenemos el problema de un vehículo que hemos visto llegar en repetidas ocasiones a dejar residuos de embutidos, lo que hace que empeore el mal olor en la zona y cada vez sea más insoportable el tema de plagas”, sostuvo   Fernando Cuellar, líder social del sector.

A pesar de que el lote fue limpiado de nuevo, hay presencia de gallinazos y roedores

Los vecinos de la zona aseguran que hay responsabilidad de algunos residentes que arrojan basuras al lugar, pero también afirman  que son vehículos externos que llegan a botar desechos y se van, además del predio privado que se encuentra abandonado, lo que se presta para que el problema crezca y de paso salgan olores fétidos que la comunidad ya no soporta.

“Queremos alguna solución para este problema de basuras, sobre todo lo de embutidos que huelen horrible, estamos cansados de que a media noche vengan a botar eso acá y quede expuesto a la descomposición, oliendo terrible y nosotros seamos los que tengamos que soportarlo”, argumenta una residente del sector.  

La misma comunidad asegura que la empresa de aseo ha venido en repetidas ocasiones a limpiar el lugar, pero al poco tiempo es invadido de nuevo con desechos y basuras.

Finalmente lo que los habitantes de la zona buscan es que se pueda identificar quién o quiénes son los que dejan estas basuras y residuos de embutidos, lo que hace que los malos olores se intensifiquen y de paso se incrementen las plagas, y así poder buscar una solución a este problema que ha venido perjudicando desde hace un tiempo a esta comunidad, además de concientizar a las personas de tener un mejor manejo de sus residuos para que no se presenten estas acumulaciones que lo único que hacen es incrementar malos olores y plagas, y atentar contra la salud de los residentes.

Por Natalia Soto Parra

cargando...