El bosque de la cuarentena», es una campaña con la que se busca sembrar cinco especies nativas de árboles en zonas aledañas al Salto del Tequendama, en Soacha Cundinamarca, con la ayuda de los ciudadanos.

Periodismopublico.com: ¿Cómo funciona la campaña El bosque de la cuarentena?

Carlos Cuervo: Básicamente en consonancia con la cuarentena, las dificultades para la apertura de nuestros escenarios y la proximidad del día del medio ambiente, queremos que la gente se vincule a la protección de este ecosistema, que es bosque de niebla y es estratégico para combatir el cambio climático. Hemos dispuesto cinco especies nativas que el donante puede seleccionar: pino romerón colombiano, cedro, roble, sangregado y papayuelo (las imágenes están en la página web www.casamuseotequendama.org).

¿Cuántos árboles se sembrarán?
1800 árboles para continuar con el restablecimiento del cordón boscoso que se sembrarán en la montaña, contigua (margen sur occidental) del Salto de Tequendama. Es parte de la reserva boscosa de la granja Granja Ecológica Porvenir, vereda San Francisco, Soacha.

¿Cuánto cuesta y cómo pueden vincularse a la campaña las personas interesadas?
Buscamos apoyo para seguir protegiendo este relicto de bosque a través de un voluntariado virtual que nos ayude no solo en que quien se entere adopte uno o varios árboles, sino que divulguen y permitan que se logren más aliados.
El aporte es de 65 mil pesos por árbol, que incluye la siembra y cuidado por 3 años, tiempo que sabemos ya está con el crecimiento suficiente para ser autónomo. La persona recibe un certificado con la foto y georreferenciación y una invitación para venir a visitarlo, por supuesto después del confinamiento y de común acuerdo en los horarios que se establezcan en su momento.

¿Dónde se dona?
A través de la página web www.casamuseotequendama.org está el enlace para pagar por PayU

¿Cómo está en este momento la situación por la cuarentena?
Muy difícil. Nuestros ingresos dependen de la taquilla del museo y de las salidas de campo a la reserva. Desde el 15 de marzo todo está suspendido. Del proyecto vivimos 12 familias. A la fecha no se ha despedido a ninguno de las personas de planta y a los ocasionales se les ha venido ayudando con mercados que se han logrado gracias a las donaciones. De hecho, el bosque de la cuarentena también lleva esta misión social para poder seguir sosteniendo la operación de la Fundación Granja Ecológica Porvenir.

Más información para apoyar la iniciativa en: http://www.casamuseotequendama.org/bosque-cuarentena.html