Hace tres días se conoció que el alcalde del municipio de La Calera (Cundinamarca), Carlos Cenen, confirmó que fue diagnosticado con Covid-19.

El funcionario hizo el anuncio a través de un video publicado en las redes sociales, en donde explicó que adquirió el virus tras una visita a la Secretaría de Salud del departamento de  Cundinamarca y agregó que el pasado martes 26 de mayo recibió los resultados de la prueba.

«En ese lugar se encontraba el gerente de Covid-19 para el departamento, Diego García, quien dio positivo para el virus y ahí adquirí la enfermedad», señaló.

 “Soy paciente asintomático, es decir, que no se siente absolutamente nada. Mi vida sigue igual, tranquila no siento dolor de nada”,  enfatizó el alcalde de La Calera.

El funcionario aseguró que tras los resultados, se ordenó la práctica de la prueba a varios funcionarios de la Alcaldía para descartar que haya un aumento de casos de contagio del virus.

«Mi estado de salud es monitoreado constantemente. Además de eso, hay que destacar que desde el mismo momento que se recibieron los resultados, se está realizando la cadena epidemiológica», señaló.

Por último, el alcalde de La Calera le pidió a los ciudadanos que se deben seguir acatando los protocolos para evitar que aumenten los casos de contagio de la Covid-19 en dicho municipio.

Conocido el caso de contagio, varios mandatarios departamentales se solidarizaron con el alcalde García, entre ellos el mandatario de Sibaté Edson Montoya.

“Extiendo un saludo de solidaridad a los diputados de la Asamblea Departamental, funcionarios públicos, gerente para el Covid-19, al alcalde del municipio de la Calera Carlos Cenen Escobar y sus familiares que se han visto afectados por el virus”, sostuvo Montoya.

Funcionarios de la alcaldía de Sibaté aseguraron que hasta la fecha el mandatario municipal no  ha tenido contacto alguno, “ni con diputados ni con  funcionarios del gobierno departamental afectados por esta enfermedad”.

Finalmente, Motoya dijo que “continuaremos realizando actividades de prevención y mitigación 24 horas /7 días a la semana para evitar la propagación del virus en la zona rural y urbana, preparándonos en el corto plazo para la reapertura paulatina de varios sectores económicos mediante la adopción de los protocolos de bioseguridad”.