La Asociación de Industriales de Cazuca (Ainca), abrió convocatoria para buscar artistas que presenten sus obras con el fin de plasmarlas en el muro que rodea al puente de La Despensa. A través de esta actividad se busca empezar un plan piloto que cambie por completo la percepción de inseguridad y desorden en el municipio.


El puente peatonal que sirve de acceso a la estación de Transmilenio de La Despensa, hasta el momento se resalta por su entorno deteriorado y se presta para que los delincuentes se refugien con el propósito de asaltar a los transeúntes. Al estar ubicado prácticamente sobre la salida de Soacha, AINCA propone recuperar su entorno con la participación de toda la comunidad, dejando como protagonistas a los jóvenes artistas y grafiteros del municipio.

“El plan piloto que busca expandirse por todo el municipio empezará en el puente de La Despensa, ya que tenemos un problema grande de seguridad en el sector y precisamente por esa problemática el sector ha sido señalado y es visto como el sitio en el que las personas son víctimas de atracos”, explicó Andrea Ramírez, directora ejecutiva de Ainca.

El proyecto mediante el cual pretenden recuperar inicialmente el entorno del puente de La Despensa tiene como nombre “Arte Urbano Ambiental” y es apoyado por diferentes entidades y organizaciones independientes con presencia en Soacha, líderes comunales, habitantes, jóvenes y la administración municipal.

Para lograr la recuperación del sitio, promoviendo el cambio de la percepción que hasta el momento tienen los visitantes del municipio, se abrió una convocatoria que irá hasta el siete de octubre, en la que se escogerán diez trabajos artísticos que serán plasmados en los muros de las entidades que rodean el puente.

“Hemos contratado al artista Gris One, reconocido por su trabajo a nivel internacional, para que sea la persona que nos ayude a organizar a la comunidad y de esta forma sean los mismos habitantes quienes recuperen el muro y hagan de este espacio una gigantesca obra de arte, que será reconocida por su belleza; en el mismo sentido la comunidad aportará a su cuidado y conservación, convirtiéndola por completo en un entorno agradable”, añadió la directora.

Una vez sean seleccionados los diez trabajos artísticos de las personas interesadas en participar, el muro empezará a ser pintado del 15 al 22 de octubre y el lanzamiento de la obra de arte se contempla para el cuatro de noviembre.

El lanzamiento de la iniciativa estuvo acompañado por la Directora de Gestión Bioambiental de Soacha Esperanza Montoya, la representante de la Corporación Autónoma Regional en Soacha, Nohora Molina, líderes comunales e integrantes de colectivos y organizaciones ambientales que trabajan en el municipio.

Para terminar, la entidad invitó a todos los jóvenes y habitantes del municipio a participar, llevando sus bocetos en físico a las instalaciones de Ainca en La Despensa. Los diez mejores harán parte del gran mural que cambiará la salida del municipio.