Colectivos artísticos y ambientales, estudiantes y líderes vinculados al humedal Neuta, buscan una respuesta clara sobre lo que está pasando con este lugar.

El pasado dos de marzo por medio de redes sociales se conoció públicamente una denuncia que alertaba sobre el peligro que correrían 9.44 hectáreas del humedal. Dicho terreno estaría siendo reclamado por un privado, quien aparentemente contaría con todos los permisos de la Alcaldía Municipal.

Frente a esta situación, las entidades denunciantes convocaron para el día viernes 12 de marzo un cacerolazo artístico y pacífico frente a la Alcaldía Municipal en busca de una respuesta por parte de las autoridades del municipio.

En un pliego de exigencias que ya fue radicado en el Concejo Municipal, las organizaciones piden a la alcaldía y a la CAR que se protejan, reconozcan y declaren los humedales de Soacha. Que, si bien aparecen en el plan de gobierno del alcalde Juan Carlos Saldarriaga, lo que buscan es saber cuándo se van a dar esos procesos; exigen que se convoque a la construcción de una mesa municipal de humedales, crear y ejecutar una política pública de humedales, tomando como referente a Bogotá, que tiene una mesa distrital de humedales y una política de humedales urbanos que en algo ha permitido avanzar. También piden fortalecer los canales de comunicación y decisión de la comunidad, solucionar los problemas de conexiones erradas y vertimientos en los humedales, que se acaten los decretos, leyes, normas  y acuerdos  nacionales e internacionales sobre los humedales, sancionar  actividades ilícitas y de impacto ambiental,  que haya un acompañamiento permanente y continuo a los procesos e intervenciones que realizan las organizaciones, que haya educación ambiental en materia de humedales, específicamente para las personas que habitan el área de ronda de los mismos, y por último, que se revise la situación de seguridad.

Del mismo modo, dichas organizaciones piden a la Alcaldía Municipal y a la CAR que se haga una actualización del Plan de Manejo Ambiental (PMA), que según la resolución de planes de manejo ambiental de humedales de Colombia, deberían ejecutarse y actualizarse en un lapso de diez años, pero el Neuta, además de tener 16 años de desactualización, en su mayoría  no se ha ejecutado; y mucho de lo que se ha hecho ha sido a manos de la comunidad, quien gratuita y voluntariamente ha venido trabajando en la conservación y desarrollo del humedal.  Cabe mencionar que sobre este tema ya se ha presentado un derecho de petición, pero la respuesta siempre ha sido que está en avances y que se está trabajando en ello.

Diferentes especies de flora y fauna se observan en el humedal Neuta

Adicionalmente exponen que por ejemplo el PMA, entre muchos otros, habla de proyectos como realizar el inventario de predios localizados en el humedal, identificando la existencia de conexiones erradas al alcantarillado. Con respecto a este tema, anteriormente con Uniminuto se radicó un derecho de petición, pero la contestación fue que tocaba tramitarse con el acueducto, y la respuesta siempre ha sido esa, pasarse las problemáticas de unos a otros.

Frente a esta situación, los defensores del humedal mencionan: “No estamos en contra de la alcaldía, entidad que se lo ha tomado a modo personal y ha indicado que estamos desinformando a la comunidad, y no es así, porque evidentemente la problemática está ahí, y  hay un reclamante que se ha dirigido al humedal en diferentes ocasiones, supuestamente con todos los papeles al día, exigiendo derechos sobre el predio”.  

Según indican, la alcaldía – además de acusarlos de desinformar – ni siquiera reconoce el trabajo que como organización han venido haciendo por el humedal, y se cuestionan acerca del porqué la entidad no habla también de que son ellos quienes tienen la línea actualizada de la biodiversidad del humedal, que son los encargados de cuidar el territorio, el vivero,  y los que dirigen los proyectos que se realizan con los estudiantes del servicio social,  entre muchos otros proyectos que están estipulados en el PMA como acciones que debería ejecutar la administración municipal.  

Además, manifiestan que lo que quieren es dar cuenta de que sí hay un problema histórico y que alcalde entra en medio de este contexto, y es a él como primera autoridad a quien le corresponde tomar decisiones.

Así mismo expresan: “Lo que no queremos es que nos digan de voz, si tranquilos que el humedal no se va a perder. Lo que queremos es un comunicado oficial público, claro y contundente sobre ese tipo de conflictos, que se pueda imprimir y dejar en el humedal. Queremos saber si esas áreas estaban dentro de la primera declaratoria, y si son áreas de cesión al humedal; queremos claridad sobre lo que pasa con esa zona y por qué siempre ha habido problemas con invasiones, fiduciarias, tierreros, etc”.  

Finalmente, este movimiento de presión ciudadana lo que busca es no quedarse en una disputa por años. “Si bien la alcaldía ha manifestado que no va a permitir que se apropien de los humedales, hay un antecedente en el sector de Ducales, donde no hay cerramiento del humedal por una reclamación de un predio que lleva más de cinco años en proceso. Queremos conocer cuál es la ruta de acción que la alcaldía ha establecido frente a esta problemática”.

Por Sary Tovar