El robo ocurrió la noche del lunes a cargo de ocho sujetos armados, quienes ingresaron al lugar y se llevaron cajas fuertes.

De acuerdo a la Policía, ocho sujetos llegaron al lugar en camionetas y tras amordazar a los celadores, hurtaron el contenido de varias cajas fuertes del establecimiento, aunque al parecer, solo una tenía dinero.  

La Conferencia Episcopal está ubicada en la carrera 58 con calle 80, al norte de la ciudad, a pocos metros de la Escuela de Cadetes José María Córdova y a menos de una cuadra de la cárcel de mujeres El buen Pastor. Hasta allí arribaron vehículos con ocho delincuentes, quienes violaron la seguridad y ejecutaron el robo.

El secretario general de la Conferencia Episcopal, Elkin Fernando Álvarez Botero, dijo que según el relato que conoció de quienes presenciaron el robo, dos de los delincuentes habrían usado uniformes de la Policía para ingresar a este lugar.

Aseguró que “primero entraron dos, según me dicen, con vestimentas de la Policía y un vehículo que parecía ser de la institución, sometieron a los vigilantes y a otras dos personas que estaban trabajando en el lugar, y procedieron con herramientas fuertes a entrar a todas las oficinas y arrasar con todo”.

Los ladrones hurtaron cajas fuertes, pero al parecer estas sólo contenían documentos de suma importancia para la Conferencia. “No sabemos qué estaban buscando… En esas cajas fuertes reposan documentos jurídicos de la Conferencia. Valores grandes no, ahí no tenemos dinero en efectivo, son para custodiar cosas importantes”, indicó monseñor Álvarez.

Aunque el prelado no precisó si los ladrones se llevaron moneda en efectivo, al parecer una de las cajas sí tenía dinero, pero no se ha confirmado el monto. Sin embargo, aseguró que las pérdidas son grandes, teniendo en cuenta que al ingresar al lugar los delincuentes dañaron puertas y lo que veían a su paso. “Hay daños en infraestructura, en puertas y cosas que tumbaron en la Conferencia, eso es un vandalismo, que es cuantioso, recuperarlo representa una cifra bastante alta”, sostuvo.

La Policía informó que trabaja en la investigación del caso y está recopilando huellas, videos y demás elementos materiales probatorios para poder establecer la identidad de los ladrones. Las autoridades ofrecieron 10 millones de pesos de recompensa por información que lleve a la captura de estos ocho sujetos.