Luego de la reunión del Clopad realizada en la mañana de hoy, el alcalde Juan Carlos Nemocón declaró la situación de emergencia en la zona perteneciente a los barrios El Arroyo y Villa Esperanza el Barreno donde 53 familias tendrán que ser evacuadas debido a los deslizamientos de tierra presentados desde hace 78 horas.


“En el Comité Local de Prevención y Atención de Desastres ‘Clopad’ se ha tomado esta decisión y se han nombrado responsables en cada una de las secretarías y entes que acompañan la emergencia para que tengamos debida atención a las personas que se están albergando en sitios diferentes a su vivienda porque la emergencia así lo requiere”, manifestó el mandatario.

Nemocón también anunció que el municipio asume el primer mes de arriendo para todas las personas damnificadas por la emergencia y que sean necesario reubicar. “Son 64 familias censadas que harán parte de ese pago del primer mes y eso nos da tiempo para que la gobernación y la Agencia Nacional de Gestión del Riesgo también asuma su responsabilidad”.

Tras oficializarse el censo de damnificados, las familias afectadas serán ubicadas en la escuela del barrio El Arroyo. Adicionalmente se instalará un sitio de comando unificado donde cualquier persona, 24 horas al día, será atendida por un funcionario de la Administración municipal.

Entre tanto, el municipio buscará con el Fondo de Calamidades que cada familia reciba al menos 250 mil pesos como subsidio de arrendamiento.

Mientras se trabaja en la emergencia, los movimientos de tierra continúan y por ahora la zona seguirá acordonada y las autoridades se reservan, de acuerdo al comportamiento del terreno, si el cerca se mantiene o se amplía.