Ante el anuncio de la Fiscalía de iniciar una investigación en contra del alcalde de Soacha José Ernesto Martínez por adelantar supuestamente un contrato sin el cumplimiento de los requisitos legales, el mandatario atribuyó el hecho a una persecución política de quienes se oponen al progreso del municipio.


La Fiscalía citó al alcalde a una audiencia de imputación de cargos por presunta celebración indebida de un contrato en enero de 2008 por la suma de 17’400.000 pesos, citación que se extiende también a la secretaria general y al jefe de recursos humanos de ese entonces, al igual que al contratista Robinson Ortiz.

El siguiente es el comunicado de prensa que el mandatario dio a conocer esta tarde, a propósito de los hechos mencionados:

COMUNICADO DE PRENSA

EL ALCALDE DEL MUNICIPIO DE SOACHA INFORMA A LA OPINIÓN PÚBLICA:

Que ante el anuncio de la Fiscalía de notificarme el inicio de una investigación penal relacionada con un contrato suscrito en enero de 2008 por cuantía de diecisiete millones cuatrocientos mil pesos ($17.400.000) con el señor Robinson Ortiz, el cual se suscribió y se cumplió a cabalidad como apoyo administrativo para las actividades de empalme con la administración saliente, estaré demostrando en la oportunidad que corresponda mi absoluta inocencia frente a esa imputación.

Esos mismos hechos fueron objeto de una investigación a cargo de la procuraduría General de la Nación, la cual fue archivada por no encontrar mérito.

La denunciante, Silvia Ester López Ariza, según la Registraduría Nacional del Estado Civil es una persona inexistente.

Desde que asumí el cargo y de manera persistente he sido objeto de una atroz persecución política, tal como se demuestra con los testimonios que he puesto en conocimiento de las respectivas autoridades, sólo con el fin de desplazarme del cargo y evitar que siga desarrollando una acción de gobierno que está transformando al municipio de Soacha.

Soacha, Septiembre 10 de 2010