Aunque no anunció una fecha precisa, sí reveló pistas de acuerdo al número de casos positivos que tenga la ciudad.   

El anuncio lo hizo en reunión con comerciantes y representantes de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), donde habló, entre otras cosas, de la medida de pico y cédula que rige actualmente en Bogotá.

La mandataria sostuvo que la medida que aplica para los establecimientos públicos, comerciales y bancarios, seguirá rigiendo hasta que la situación epidemiológica esté en un valle similar al posterior de la primera ola de contagios y ahí se establecerían otros controles.

«La vez pasada cuando llegamos al valle estuvimos en promedio en 18.000 casos activos durante cuatro meses; o sea, que nos faltan al menos 10 mil para llegar a ese nivel y poder estar en valle», explicó López.

Manifestó también que, si la capital llega a ese valle, se levantará la medida, y entonces entrarían a estudiar otro tipo de controles para los aforos.