Las 8 familias que residían en esta vivienda del barrio La Cañada fueron desalojadas este lunes bajo la presión de la Policía y el Esmad.  

La vivienda se ubica en la calle 22B No. 9-03 del barrio La Cañada de Soacha. Se trata de una herencia familiar, cuya posesión data de más de 80 años.

Don José Manuel Mayorga Caicedo nació en esa vivienda y hoy tiene 85 años. En este inmueble vivían 26 personas pertenecientes a 8 familias.

Pero el problema para don José y su descendencia es que la vivienda quedó atravesada en la carrera novena, aunque así permaneció por alrededor de 70 años, pero en el gobierno de Juan Carlos Nemocón y luego en el de Eleázar González, empezaron las pujas para que se desalojara, incluso en la administración anterior se les ofreció 119 millones de pesos para poder continuar la carrera novena. Sin embargo, ninguno de los dos alcaldes se atrevió a negociar.

Llegó Juan Carlos Saldarriaga y le dijo a la familia Mayorga que tenía que desalojar para prolongar la carrera novena. La oferta inicial por el inmueble fue de 35 millones de pesos, el cual tiene en total 1.453 metros cuadrados.

La oferta para ellos fue una ofensa y a pesar de las amenazas de desalojo se opusieron y pidieron negociar un precio más justo. Pero lo paradójico es que les llegó el recibo del impuesto predial y en él, el avalúo del predio: 648 millones de pesos.

 Justo esto es lo que los Mayorga no entendían. ¿Por qué si el avalúo de la misma alcaldía era de 648 millones de pesos, apenas les ofrecieron 35?  

Lo cierto es que desde hace alrededor de un mes les llegó una notificación que debían desalojar y que si no lo hacían, este lunes 2 de julio lo haría la alcaldía con policía y Esmad.  

Justamente, este lunes, muy temprano, llegaron funcionarios de la Secretaría de Gobierno con agentes de policía, Esmad y hasta maquinaria para hacer efectivo el desalojo. La amenaza de la fuerza era latente y a pesar de que algunos vecinos y organizaciones llegaron a respaldar a las familias, la alcaldía siguió con su plan de desalojar y demoler.

El tire y afloje duró casi todo el día, incluso el secretario de Gobierno llegó a reiterar la amenaza y los hombres del Esmad mostraban su poder de avasallar para hacer cumplir la orden. Finalmente, la presión ejercida por la policía y los agentes antidisturbios pudieron más y terminaron por doblegar a las 8 familias, quienes finalmente aceptaron una contraoferta de $84 millones y un auxilio de arriendo por 6 meses.

En la tarde-noche de este lunes, los Mayorga y su descendencia comenzaron a sacar sus cosas y quizá mañana terminen de trastear porque hoy mismo las máquinas demoledoras de la alcaldía empezaron a actuar.

Uno de los herederos de la casa en medio de agentes del Esmad