Después de 32 años de vivir en la ilegalidad, cincuenta familias del barrio las Ferias recibieron un documento que los acredita como propietarios de sus predios.


periodismopublico-206.jpgLa entrega de títulos se hizo el pasado sábado en el salón comunal del sector, a cargo del alcalde municipal José Ernesto Martínez y de la secretaria de Planeación Ana Delia Abril.

“Es la mejor noticia que hemos recibido, por fin vamos a poder decir que estas casas son nuestras, que estos terrenos tienen dueños porque la verdad no teníamos ni un papel que nos acreditara como propietarios, es grandísimo. En mi caso en particular llevo 23 años viviendo aquí, pero hay personas con más de 30 y ninguna administración nos había abierto las puertas, sentían como miedo hacerlo hasta que llegó este alcalde y nos brindó todo el apoyo, tuvo voluntad política para legalizar este barrio”, expresó Ana Delia Carrillo, presidenta de la Junta de Acción Comunal.

Entre tanto, Luz Marina Jiménez, habitante del barrio las Ferias manifestó: “Siento una alegría inmensa saber que después de 32 años tengo un título de propiedad de mi casa. Estoy feliz y todo esto gracias al alcalde Martínez, a su interés, a la gestión de la presidenta… estamos felices”.

El alcalde municipal reconoció que fue necesaria mucha voluntad para que los habitantes de las Ferias cuenten ahora con su respectivo título de propiedad. “Reconozco el liderazgo de la presidenta de la Junta y de todo su equipo, del concejo que en su momento aprobó el respectivo acuerdo y de un gran equipo de trabajo encabezado desde la oficina de planeación. Este es un hecho histórico esperado desde hace 32 años, tuve el privilegio de conocer el origen del barrio cuando apenas se daba la ocupación a este terreno; hoy en día hay un desarrollo, una comunidad unida, el hecho de tener ya un documento de propiedad tiene una significación muy grande para cualquier familia, especialmente cuando ha sido fruto del esfuerzo de muchos años”, agregó.

El mandatario dijo que el documento entregado a estas familias equivale a una escritura pública y que ahora simplemente se debe registrar en la oficina de instrumentos públicos para obtener el respectivo certificado que los acredite como propietarios. Escuche a continuación las palabras del alcalde municipal: