Alcaldía incumplió compromisos de asignar Fontanero

A pesar del compromiso por parte de la Secretaría de Infraestructura después de la manifestación del pasado 30 de abril, hoy los habitantes de este barrio de la comuna dos continúan con la incertidumbre de no tener quién se encargue de operar la motobomba que lleva el agua hasta los hogares.


Luego de acompañar a los vecinos de El Mirador en la manifestación que se realizó frente a las instalaciones de la Alcaldía, Periodismo Público.com visitó este sector para constatar el cumplimiento de los compromisos adquiridos por el Secretario de Infraestructura Guido Covelli, encontrando que aunque se había anunciado que el Fontanero sería contratado y llegaría a prestar sus servicios desde el pasado jueves, esto no se cumplió, haciendo que a cambio los vecinos del barrio tuvieran que valerse de sus propios medios para poder bombear el agua hasta algunas de las casas, dado que las circunstancias y las dificultades que se presentan allí impiden que el servicio llegue a la totalidad de las viviendas.

“Nunca nos han solucionado nada, todas las problemáticas las hemos trasladado a las administraciones anteriores y no hemos sido escuchados en ningún momento. Se había hecho un compromiso el pasado lunes, pero aún estamos esperando a que llegue el Fontanero y nos expliquen el motivo por el cual no se ha cumplido con esto. La Alcaldía había quedado de solucionarnos el inconveniente, pero tan sólo se envió a un señor que poco conocimiento tiene sobre el manejo de los registros y el abastecimiento del agua. No sabemos si el nuevo Fontanero ya firmó Contrato, si va a venir hasta el barrio, o si va a ser contratado…

…Vamos a esperar una semana más a ver qué respuesta nos da la Alcaldía, sin embargo vale la pena aclarar que más allá de que se envíe o no al Fontanero, lo que nosotros exigimos es una solución definitiva a este problema, porque estamos cansados de que tengamos que recurrir a la Fontanería que lleva muchos años acá. Sólo estamos pagando unas facturas en las cuales la Empresa de Acueducto no tiene en cuenta ese detalle. Queremos agua de forma permanente y una vida digna para todos”, explicó Flor Manrique, habitante de El Mirador.

El drama de la comunidad también se refleja en un hecho paradójico, pues a pesar de que el sector fue legalizado el pasado mes de diciembre, continúa con el problema del agua, dado que en más de 20 o 25 años que llevan habitando en esta zona, los vecinos explican que jamás se ha presentado o formulado un proyecto para construir las redes de acueducto, pero que aún así la EAAB genera cobros bimestrales por la escasa agua que se lleva al lugar:

“El servicio ha sido completamente ineficiente durante todos estos años, los tanques están en mal estado y siempre hemos tenido el mismo inconveniente. Nunca se ha hecho un estudio para la construcción de un acueducto o un alcantarillado para el barrio, sólo seguimos recurriendo al Fontanero. Exigimos la instalación de un servicio digno de acueducto, porque de esto tiene conocimiento la Dirección de Servicios Públicos, la Secretaría de Infraestructura, la Personería, y otros entes; sin embargo sólo nos responden que no se pueden usar los tanques porque están en alto riesgo…

…Nuestra situación ha sido tratada por Jorge Ramírez en sus dos mandatos, por Jesús Ochoa, e incluso por José Ernesto Martínez. A pesar de que el barrio fue legalizado el pasado 27 de diciembre, aún seguimos con el problema del agua, además se hicieron unos compromisos el pasado lunes, pero hasta el momento no se ha cumplido con nada”, agregó Humberto Herrera, vecino de El Mirador.

Otros vecinos hablaron de la preocupación que tienen con la contaminación del agua, a causa del largo tiempo que esta permanece en el interior de los tanques, situación que ya ha generado dificultades para varias personas:

“Es necesario que se haga un estudio del agua que estamos consumiendo, un agua que está retenida y en malas condiciones para la salud de los niños y de todos los habitantes del barrio. Tenemos problemas en la piel precisamente porque el agua permanece en esos tanques, sin olvidar el mal estado de estos, que están completamente deteriorados y tienen un escape terrible. Siempre que se va a bombear el agua a las casas, los tanques están en menos de la mitad de su capacidad”, expresó Efrén Mojica, habitante del barrio.

“La situación es la misma que he vivido desde hace 18 años cuando llegué al barrio. El municipio ha conocido varias veces esta situación, pero simplemente han venido y no han cumplido nada de lo que han prometido. Todas las JAC que han existido acá, siempre han trabajado por conseguir el servicio del agua, pero eso ha sido muy difícil. Siempre hemos tenido el problema con el Fontanero, con el pago de un recibo costoso, y la ausencia de un servicio constante. Hemos apoyado a las personas que se han postulado para la Alcaldía, con la esperanza de que nos solucionen el problema del agua, acá hay mucha población infantil y muchas personas que no pueden acceder a este servicio, por eso la esperanza es que con el gobierno de Juan Carlos Nemocón, podamos solucionar de una vez por todas esta problemática que nos ha afectado durante tantos años”, concluyó Betty Oyola, residente de El Mirador.