En una acción de gobernabilidad local coordinada con el Gobierno Nacional, la Alcaldía Mayor de Bogotá organizó el operativo para retornar a su sitio de origen a las 400 personas que, en condición de desplazamiento, estaban asentadas desde el martes pasado en un parque de la localidad de Usme.


El operativo, que estuvo directamente coordinado por la Secretaria de Gobierno, Olga Lucía Velásquez, se inició a las 12 de anoche y se prolongó hasta las 4 de la mañana de ayer. Para realizar el retorno se contó con el acompañamiento de funcionarios de la Personería de Bogotá, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, la Comisaría de Familia, la alcaldía de Usme y la Policía Metropolitana.

La Secretaria de Gobierno explicó que la salida voluntaria se logró luego de más de 11 horas de conversaciones con los líderes en una mesa de trabajo con las autoridades nacionales y distritales.

Para el operativo, que transcurrió en total normalidad, se necesitaron dos volquetas, un camión y cuatro buses.

Los campesinos provenían del departamento del Vichada y de la región del Castillo y La Uribe (Meta) y reclamaban al Gobierno Nacional la restitución de sus derechos, así como participar en el proceso de la llamada ley de victimas, la devolución de sus tierras, una vivienda digna en cualquier parte del país, y que los incluyeran en los proyectos productivos que maneja el Gobierno Nacional.