La mayor parte de inundaciones en las calles de la capital se produce por taponamiento en alcantarillas y sumideros. La falta de cultura de la gente es preocupante.

Lo que dijo la gerente del acueducto, Cristina Arango, es que Bogotá tiene unas redes con capacidad para llevar todo el desagüe de la ciudad, y si bien reconoció que hay unos puntos críticos, aseguró que uno de los problemas grandes es el taponamiento de las redes en momentos específicos. “Cuando tiramos basura a la calle o echamos aceite por el lavadero y ese tipo de cosas, se pueden generar taponamientos”, sostuvo.

La gerente agregó que, aunque la empresa destapa con equipos de presión-succión, “es toda esa basura la que les hace daño a las redes. Nosotros hacemos obras para mejorar las condiciones de las redes, al año son alrededor de 370.000 millones de pesos, y vamos teniendo más obras que permitan mejorar las condiciones estructurales de estas”.

Para la gerente Arango, es fundamental la cultura ciudadana. Si bien es cierto la empresa tiene que estar haciendo obras para garantizar un buen sistema de alcantarillado, los ciudadanos deben poner de su parte.“Es fundamental que no echemos basura a la calle ni utilicemos mal las redes de la ciudad echando aceites, condones o pañitos húmedos al sanitario, pues eso tapona las redes”.

Aseguró que los condones, pañales y pañitos son los que más afectan. “Ese tipo de cosas son las que terminan en la Ptar Salitre hoy en día y, adicionalmente, terminan taponando las redes. El tema de los pañitos se ha vuelto crítico últimamente, y tenemos que hacer un esfuerzo todos, porque ese tipo de cosas no se deben echar en el sanitario”.

Finalmente, aseguró que otro elemento que últimamente está taponando las redes son las mascarillas. “Desde la pandemia han venido apareciendo las mascarillas también. Están incrementándose al igual que los pañitos que la gente está usando para limpiarse las manos. Ni pañitos, ni mascarillas ni condones al sanitario, ese es el mensaje fundamental”, puntualizó.

Apoyo: eltiempo.com