Dos individuos asaltaron en pleno medio día el conocido restaurante de comidas rápidas ‘Guaraní’, ubicado diagonal a la sede de la URI en el centro de Soacha.


Temor y angustia es lo que sienten los habitantes y comerciantes del centro del municipio debido al alarmante aumento de la inseguridad, que ahora se ve reflejado en el atraco a plena luz del día a locales comerciales frente a la URI de la Fiscalía y muy cerca de la Subestación de la Policía del centro de la ciudad.

Hace dos días, sobre las 2:30pm, en plena hora del almuerzo y cuando el lugar estaba lleno de clientes, dos individuos armados que se movilizaban en motocicleta ingresaron al conocido restaurante de comidas rápidas ‘Guaraní’ (Cr. 7 con Cll.16), de donde hurtaron 15 millones de pesos, equivalente a las ventas de ese día, y el pago de algunas facturas comerciales, sin olvidar que uno de los propietarios del establecimiento fue golpeado con una de las armas con las que los sujetos robaron el local.

Aunque aparte del robo el hecho no pasó a mayores, ya se tienen identificados a los responsables, se puso el denuncio y la Fiscalía inició investigaciones para dar con la captura de los sujetos; llama la atención el hecho de que el robo se haya efectuado prácticamente ‘en las narices’ de la autoridades judiciales y de Policía, teniendo en cuenta que nunca se tuvo ayuda por parte de la Policía o la Fiscalía, a pesar de que los empleados salieron del local para buscar ayuda.

Lo anterior contrasta con las reiteradas denuncias de la mayoría de habitantes de Soacha, en cada uno de los barrios y comunas, donde se habla de inoperancia de la Policía y la indiscriminada presencia de delincuentes y consumidores de drogas, que muchas veces se pasean libremente por las calles frente a los ciudadanos, quienes simplemente deben limitarse a ver cómo estos sujetos andan ‘ a sus anchas’, mientras que las autoridades no son capaces de actuar.