Esta semana se  conoció la denuncia que se registró en Altos de Cazucá, Soacha. Según las declaraciones, al menos 10 jóvenes fueron engañados con la promesa de un trabajo en Antioquia, pero luego sus familias se enteraron que se trataba de grupos armados que los llevaron hasta Medellín.

Marino Córdoba, presidente de la Asociación Nacional de Afrocolombianos Desplazados (Afrodes), hizo la denuncia ante la Procuraduría luego de hablar con las madres de Soacha en la mañana de este viernes.

«Las comadres que son miembras de Afrodes, y gran parte de ellas viven en Altos de Cazucá, Soacha, que tienen sus familias ahí porque son víctimas del conflicto armado, nos informan que alrededor de 10 jóvenes fueron reclutados en Altos de Cazucá por grupos armados y llevados a Medellín donde algunos de ellos los asesinaron, otros parece que se salvaron y hay otros heridos», puntualizó Córdoba.

Por su parte, el procurador delegado para asuntos étnicos, Richard Moreno Rodríguez,  indicó  que en diciembre del año pasado la Procuraduría se reunió con los líderes sociales de Soacha, junto con la fuerza pública, para recibir las denuncias de la población sobre el temor por la inseguridad y por el posible reclutamiento de grupos armados.

«Hablamos con esos líderes para la próxima semana hacer una mesa de trabajo  junto con ellos, la fuerza pública y las instituciones, para revisar el asunto y ver qué medidas se van a tomar en términos de protección individual y colectiva de esta población de Soacha”, declaró Moreno.

Sobre la situación, el representante en Colombia de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Alberto Brunori, confirmó que están a la espera de las investigaciones y alertó que han recibido a lo largo de los últimos años, denuncias sobre reclutamiento de menores.

«Nosotros hemos recibido denuncias de reclutamiento de menores por parte de grupos criminales. Eso es contrario al Derecho Internacional Humanitario y por supuesto al derecho Internacional de los Derechos Humanos. Por ende, seguimos a la espera de los resultados de las investigaciones. No es fácil documentar esos casos, pero lo diremos en el próximo informe, son inadmisibles», aseguró Brunori.

Fuente: Blu Radio