La inseguridad en Bosa Laureles sigue en aumento y los delincuentes no paran de hacer daño a los ciudadanos de bien.

Esta semana se denunció el intento de robo a una motocicleta que el propietario dejó parqueada frente a su residencia, algo común entre muchas personas, a pesar de los constantes hurtos a estos vehículos mediante la modalidad de halado.

Lo que aseguran los vecinos es que dos delincuentes en moto ya tenían ubicado su objetivo y se detienen metros más adelante, esperando la oportunidad para actuar.

Cuando los delincuentes ven que es el momento oportuno, uno de ellos se dirige hacia lo moto parqueada e intenta quitarle el seguro, pero algunos vecinos se dan cuenta y salen, el delincuente se asusta, corre, se monta en la motocicleta de su cómplice y huyen. Los dos escaparon.

Video: Bosa Bella