Un proyecto para ampliar a dos carriles e incluir una ciclorruta en la vía existente entre la carrera 7 con calle 153, que se conecta con La Calera, adelantarían la Nación, el departamento de Cundinamarca y el Distrito Capital.


Así lo dio a conocer el gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz quien resaltó la importancia del proyecto para la movilidad en el sector, tras la visita adelantada recientemente por el Mandatario Departamental, el secretario de Planeación Distrital, Gerardo Ardila y representantes de la CAR, entre otros, con el propósito de evaluar la propuesta.

“Hemos hecho un recorrido importante por la carrera 7 con calle 153 hasta La Calera para revisar las propuestas que se han presentado por parte de una asociación público – privada y ha sido muy interesante este proyecto, que se le presentará oficialmente a la Corporación Autónoma Regional, CAR, al Distrito Capital y a la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI”, dijo el mandatario de los cundinamarqueses.

Cruz Vargas, dio a conocer que la gran ventaja de este proyecto es que va por un trazado existente, y que no requiere de una intervención ambiental. Adicionalmente, agregó, ”constará de una vía con dos carriles y una ciclorruta adosada a la vía la cual se construirá de acuerdo con los requerimientos ambientales”.El gobernador de Cundinamarca señaló que la obra también permitiría que el tráfico liviano transite para facilitarles un acceso de los habitantes de La Calera a Bogotá y viceversa.

“Espero que en los próximos meses podamos obtener los permisos y licencias ambientales correspondientes, de tal manera que se pueda iniciar esa obra que se construiría en aproximadamente 12 meses, a más tardar, por cuanto las intervenciones serían mínimas y generaría un gran desarrollo al sector”, reiteró Cruz.

La financiación del proyecto seria a través de un peaje que se colocaría en un solo sentido para que no haya diferencias con el peaje de Patios- La Calera y con base en ello se harían las inversiones correspondientes. Se estima que la inversión de la obra alcanzaría los $25 mil millones, que podría financiarse con el solo peaje sin invertir recursos públicos.