El próximo viernes 13 de mayo se desarrollará la segunda parte del Consejo Municipal de Desarrollo Rural que tendrá como temas centrales la asistencia técnica, el ordenamiento territorial y todo lo relacionado con educación.


periodismopublico_1-41.jpg

El pasado vienes se tenía previsto desarrollar los diferentes temas, pero debido a la alta participación fue necesario dividir la temática en dos sesiones. Alrededor de 75 personas, incluyendo todas las instituciones y entidades públicas que intervienen en el Consejo Municipal de Desarrollo Rural, participaron en el evento que se llevó a cabo en el salón de protocolo. También se hicieron presentes los presidentes de Juntas de Acción Comunal de las veredas, ediles y la comunidad rural en general.

“Entre más acogida, más inquietudes, más preguntas y más soluciones requiere la comunidad, se requiere más tiempo, entonces la intención era que cada uno de los secretarios y las principales direcciones que tienen que ver con el sector rural como la de tránsito, gestión ambiental, y servicios públicos tuvieran sus espacios. La idea era darle 10 minutos a cada secretaría para que expusiera sus planes de desarrollo, los avances y lo que tengan proyectado, pero el tiempo fue insuficiente razón por la cual solo intervinieron cinco dependencias; quedaron pendiente tres, entonces toca continuar el ejercicio el próximo viernes a las 9 am, en protocolo”, explicó Jonh Pedro Cometa, director de Gestión Bioambiental de Soacha.

A pesar de que en el Consejo Rural del pasado viernes había un orden del día y un espacio asignado, el alcalde decidió no cohibir la expresión de la comunidad y permitir que cada uno manifestara sus inquietudes; eso generó un retraso a pesar de que se inició a las 9 am y se concluyó a las 3:30 pm, aún así fue insuficiente. “Esperamos concluirlo el próximo viernes, sólo faltan las secretaría de Educación, Planeación y la Dirección Bioambiental”, replicó Cometa.

Normatividad y alcances

El Consejo Municipal de Desarrollo Rural tiene vida gracias a una ordenanza creada en 1993 mediante el decreto 160, el cual estipula que debe hacerse mínimo dos veces al año. Es el espacio que tiene la comunidad rural para poder hacer una especie de rendición de cuentas y proyección de las actividades a desarrollar durante el año; en él participan todos los secretarios de despacho, el alcalde quien lo preside, y participan presidentes de JAC, ediles, representantes políticos, eclesiásticos, el Sena, el Ica, la Car, el Concejo, todas las agremiaciones rurales, asociaciones de lecheros, freseros, líderes en general y la gobernación cuando se invita.

El Consejo Rural persigue la creación de los comités de educación, salud y asistencia técnica agropecuaria para poder hacer seguimientos a todas las acciones que emprenda la administración municipal con respecto a la zona rural; debe ser el municipio quien tiene que buscarlos e informarles cuáles son los procesos y hacia dónde apuntan.

Otro aspecto que busca es Informar a la comunidad rural qué se está haciendo y son los habitantes de las veredas quienes determinan qué se quiere hacer en adelante. “De aquí es donde salen las ideas para poder terminar los periodos de gobierno y completar el desarrollo planteado. Es la comunidad la que aprueba y dice dónde invertir y es este Consejo el que lo aprueba”, finalizó Jonh Pedro Cometa.