La Gobernación de Cundinamarca, a través de la Secretaría de Minas, Energía y Gas, logró que por primera vez el departamento reciba, del Fondo de Apoyo Financiero para la Energización de las Zonas Rurales Interconectadas (Faer), recursos para ampliar y prestar el servicio público de energía eléctrica a los habitantes de los 40 municipios beneficiados.


“Serán en total 4.247 millones de pesos para beneficiar a cerca de 503 familias ubicadas en 200 veredas de 40 municipios del departamento. Esperamos tener obras rápidas y bien hechas para que nuestras comunidades puedan beneficiarse pronto de este servicio”, así lo explicó el gobernador de Cundinamarca, durante la socialización del contrato que asigna los recursos del Faer.

Por su parte, la viceministra de Energía, Rutty Paola Ortiz, dijo que esta asignación de recursos es un hecho histórico, gracias a la gestión del gobernador Jorge Rey.

“Pese a que el Faer está desde el 2008, no se había presentado ningún proyecto para Cundinamarca; aplaudimos el esfuerzo del Gobernador para llevar la energía donde más se requiere”, dijo.

Los municipios beneficiados con los recursos del Faer son: Choachí, Fosca, Quetame, Cáqueza, Gutiérrez, Fómeque, Ubaque, Chipaque, Guayabetal, Une, Yacopí, Pacho, Supatá, Útica, San Juan de Rioseco, Anolaima, La Mesa, Anapoima, Apulo, Girardot, Tocaima, Ricaurte, Jerusalén, Sasaima, Guayabal de Síquima, Cachipay, Zipacón, Fusagasugá, Silvania, Pasca, Gachetá, Gama, Junín, Gachalá, Ubalá, Tibirita, Machetá, Manta, Medina y Guatavita.

«Queremos transformar vidas y lo estamos logrando. Encendemos las luces en nuestros territorios, tal y como nos comprometimos en el Plan de Desarrollo Departamental, y en una de las metas más ambiciosas gestadas desde nuestra Secretaría de Minas y Energía: el plan de ampliación y cobertura de energía en el departamento”.