Un segundo día de zozobra y miedo se vivió en el municipio ante la intensa lluvia que cayó sobre la media noche y que obligó de nuevo a que habitantes y autoridades estuvieran en máxima alerta. De nuevo el barrio Llanogrande y un sector de la Autopista se vieron afectados.


Eran las 12 de la noche cuando el cauce del río Soacha empezó a amenazar con desbordarse. Sus habitantes intentaban detener las aguas con barricadas hechas con lonas llenas de tierra, recebo y ladrillos. Sin embargo a medida que pasaba el tiempo la fuerza de la naturaleza parecía ganar la batalla.

Para la mayor parte de los habitantes conciliar el sueño fue prácticamente imposible, debido a que el miedo se apoderó de ellos. La amenaza era latente y muchos deambulaban bajo la lluvia, en medio del lodo que cubría las calles, pues la mayoría lo perdieron todo.

Sobre la 1:00 a.m personal de la Defensa Civil y de la misma alcaldía municipal se hicieron presentes con ayuda para los más necesitados. Se repartieron cobijas, colchonetas, ruanas y algo de comida para estas familias que la furia de la naturaleza los obligó a desvelarse por segunda noche consecutiva.

La Alcaldía hizo de nuevo un llamado para que los colombianos envíen ayudas, ya que según las cuentas, son alrededor de 1.500 las personas damnificadas.

Otro de los sectores que anoche sufrió las consecuencias del invierno fue el Rincón de Santafé debido al desbordamiento de la quebrada Tibanica. Incluso un sector de la autopista de nuevo se inundó originando un trancón a tempranas horas de la madrugada.

Autoridades declaran Alerta Naranja en el Municipio

Luego de un recorrido realizado ayer por las zonas afectadas, el gobernador de Cundinamarca Andrés González y el alcalde municipal Ernesto Martínez declararon la alerta naranja en el municipio de Soacha debido a las emergencias registradas por las lluvias intensas.

Después de la visita se adoptaron medidas inmediatas para brindar atención permanente a las personas afectadas por las inundaciones generadas por el desbordamiento de la quebrada Tibanica y del río Soacha. El censo adelantado registró un total de 283 familias afectadas que representan 1415 personas.

El Gobernador reiteró el apoyo del Gobierno Departamental para los planes de vivienda que se adelantan en la zona y en los que se reubicarán familias en riesgo, y señaló que habrá apoyo permanente en materia humanitaria. “Traeremos las ayudas que se requieran para atender la emergencia que hoy azota a un importante número de familias de municipio de Soacha, sin embargo aquí necesitamos realizar obras de alto impacto que transformen sustancialmente el futuro de quienes habitan en esta zona”, señaló.

Por su parte, el alcalde de Soacha, José Ernesto Martínez Tarquino, manifestó que el municipio en alianza con el Departamento y Gobierno Nacional está adelantando dos proyectos de vivienda en los cuales se reubicarán a cerca de 300 familias que se encuentran en zonas de alto riesgo. “Desde hace varios meses hemos venido trabajando en dos proyectos de vivienda social los cuales estarán ubicados en los sectores de Quintas de Santa Ana y el Papiro; con subsidios del Gobierno Nacional, recursos del Departamento y aportes del municipio lograremos cambiar sustancialmente la calidad de vida de estas familias que por años se han visto afectadas por el invierno”, manifestó el alcalde de Soacha.

Por otra parte, se anunció que dentro de las obras prioritarias está el desarrollo de un colector, “vox coulver” ubicado paralelo a la Autopista Sur en Cazucá, el cual ya está en construcción y cuenta con una inversión que supera los 34 mil millones de pesos.