La Asociación de Pensionados Anpiss, sede Soacha, denunció el exagerado cobro del servicio de alumbrado y aseo, en una sede que no está ocupada permanentemente.

Lo que dice German Gómez, uno de sus directivos en Soacha, es que están desesperados con el alto costo de los servicios, incluso van a tener que recortar actividades porque el dinero no les alcanza.

Aseguran que desde que se empezó a cobrar el servicio de aseo con la factura de Enel-Codensa, el costo se incrementó de una forma exagerada.  

“Anteriormente pagábamos entre 54 y 62 mil pesos de aseo cada dos meses, ahora la última factura llegó por 120 mil mensual, porque Codensa factura cada mes, y como son dos facturas, la una llegó por 120.000 y la otra por 34 mil. La verdad nos parece muy injusto ya que nosotros el máximo de basura que sacamos es de 5 a 7 kilos mensual, como para pagar este costo tan alto. Ya hemos pasado cartas y derechos de petición, tanto a servicios públicos como a Urbaser, pero  se tiran la pelota unos con otros y no ha sido posible que nos resuelvan”, dijo Miguel Cárdenas, integrante de Anpiss.

El agravante es que con el acueducto se cobraba una factura cada dos meses, ahora con la energía, como hay dos contadores, son dos cobros mensual.

Según los miembros de la asociación, ya han ido a la empresa a presentar el reclamo, han pasado cartas y derechos de petición, pero sin obtener una solución, por lo que mencionan que esta empresa se ha convertido en un verdadero dolor de cabeza para muchos habitantes del municipio, a los que les está quedando complicado pagar un servicio tan costoso.

Además, los miembros de la asociación expresan que ellos no manejan sumas de dineros importantes, ya que Anpiss es una organización sin ánimo de lucro, y de sus propios bolsillos sale el dinero para las diversas actividades que en el lugar se realizan. Por este motivo, sus integrantes hacen un llamado a la empresa Urbaser y a las autoridades competentes, para que paren los abusos en los servicios públicos, en este caso el de aseo, ya que como ellos mismos lo expresan, los soachunos en su mayoría son población vulnerable y están pagando unos servicios públicos que no van acorde a su realidad social. 

Finalmente, Anpiss también denunció que el alumbrado público es otro de los servicios que se ha incrementado de forma exagerada. “En una factura pagamos más de 43 mil y en la otra 7 mil”, finalizó Miguel Cárdenas.