Durante la audiencia de este viernes, la Fiscalía imputó a los detenidos los delitos de homicidio agravado en concurso con hurto calificado y agravado, porte ilegal de armas de fuego, a título de dolo y en calidad de coautores.

Los tres capturados son señalados por la Fiscalía de ser los presuntos responsables del asesinato del comandante de la Sijín de Soacha, el pasado 28 de abril, durante las protestas por el Paro Nacional.

Para la Fiscalía, uno de los imputados jugó un papel determinante por haber tumbado al capitan Solano de una patada y ponerlo en estado de indefensión, tras haber forcejeado con el uniformado y que este le hubiera disparado con su arma de dotación. “Se le hizo un daño excesivo solo por estar frente a un uniformado”, aseveró el fiscal delegado, Andrés Cardona.

Puede ver: Capturan a tres presuntos asesinos del capitán de la Sijin de Soacha

Durante la audiencia, que se extendió por más de siete horas, el fiscal presentó las pruebas que tiene en su poder para responsabilizar a los tres capturados, entre los que están los relatos de dos testigos que estuvieron en el lugar a la hora de los hechos; lo encontrado en los allanamientos a uno de los implicados, quien tenía en su poder los documentos del capitán Solano; y el testimonio de un enfermero que atendió al sospechoso que habría recibido un disparo del uniformado.

Ninguno de los capturados aceptó los cargos y los abogados de estos refutaron lo presentado por el fiscal, aduciendo que el oficial fue agredido por una turba de personas ajena a ellos y que terminaron con los documentos del capitán porque los tomaron para conocer la identidad de la persona que había disparado.

La Fiscalía pidió a la juez dictar medida de aseguramiento en establecimiento carcelario contra los imputados. No obstante, suspendió la audiencia para analizar los expuesto por las partes y programó para este sábado 8 de mayo, a las 9 a.m., la reanudación para decidir si envía o no a la cárcel a los tres jóvenes.