Tres sujetos sorprendieron al celador y operarias a la una de la madrugada de este lunes, los encerraron en uno de los cuartos de la parte administrativa y procedieron a ultimar el asalto. Según los funcionarios, los delincuentes abrieron la caja fuerte, lo que hace presumir que conocían la clave.


Intimidados con armas de fuego, los funcionarios del turno de la noche del Alto de San Miguel fueron encerrados en una oficina del lugar. Luego del asalto, cuando vieron que podían salir y que el peligro había pasado, llamaron a las autoridades e informaron lo sucedido.

Como los funcionarios estaban bajo amenazas y con la advertencia de no salir del lugar, en sus testimonio no pudieron afirmar si algún vehículo los recogió ni con qué rumbo partieron los asaltantes.

La empresa concesionaria encargada del recaudo de los dineros realiza un arqueo para establecer el monto del robo que puede ascender a quince millones de pesos. Igualmente evalúan el hecho de que los delincuentes, según todo indica, conocían la clave de la caja fuerte en donde se depositaban los dineros recaudados.

«Estamos identificando a través de los videos de las cámaras de seguridad a estos sujetos que huyeron caminando del lugar, esto ya hace parte de la investigación», manifestó el comandante de la Policía de Cundinamarca, coronel Flavio Mesa.

Fotografía de apoyo