Asbesto: la fibra mortal que ha asesinado a habitantes de Soacha y Sibaté

Debido a los efectos cancerígenos que tiene en la población, el Juzgado 39 Administrativo de Bogotá dio este lunes un plazo máximo de cinco años al Estado colombiano para que cree una política de sustitución del uso del asbesto en Colombia. En poblaciones como Soacha y Sibaté, esta fibra ha dejado víctimas mortales que hoy son recordadas por sus familias.


pastillas-.jpg

La decisión del juzgado, expuesta en un auto de 616 páginas, va dirigida a los Ministerios de Salud y de Trabajo, en respuesta a una demanda presentada por el ciudadano Juan José Lalinde en 2006, por los efectos dañinos del asbesto en la salud de las personas.

Los efectos mortales del asbesto llegaron a personas reconocidas de Soacha y Sibaté, como los periodistas Jaime Bravo León y Edgar Francisco Sosa, quienes pertenecieron a medios de comunicación de los dos municipios, entre ellos Xua Televisión y la emisora Xua Estéreo.

Mucho se ha dicho sobre los daños que genera el asbesto en el cuerpo humano y las muertes que ha causado a quienes viven cerca de esta fibra que huele a muerte, base para construir tejas, tanques de agua y hasta las pastillas para los frenos de los carros. Sin embargo en Colombia se insiste en continuar usando el mineral.

Otra víctima del asbesto fue la periodista Ana Cecilia Niño, una mujer que vivió 17 años en Sibaté y que falleció en Duitama el 9 de enero de 2017. Pero antes habían corrido la misma suerte, Alfonso Mayorga en 2013, el periodista Edgar Francisco Sosa (cofundador de Xua Tv. y Xua Estéreo), también en 2013, y tres miembros de la familia Bravo, todos residentes en Soacha: Julio, William y el locutor y presentador Jaime Bravo León, quien falleció víctima de un cáncer de pulmón.

El juez encontró que desde 1986 los Ministerios de Trabajo y Salud, y el Gobierno en general, así como el sector privado, han permitido el uso del asbesto afirmando que hay un convenio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que supuestamente establecía que este material no traía riesgos para la salud. Pero la Organización Mundial de la Salud aseguró que sí hay riesgos.

La decisión del Juzgado 39 Administrativo de Bogotá ordenó a las fábricas que en este momento están haciendo uso del asbesto, llevar una indicación en sus productos donde se advierta el uso y el manejo de esta sustancia mineral.

En el Congreso de la República avanza un proyecto de ley que busca la prohibición general del asbesto, pero la iniciativa se ha caído siete veces.

El asbesto, un material ideal para aislar el calor, liviano y fuerte, usado en tejas o tuberías, así como en la fabricación de partes carros como bandas o pastillas para frenos, es, sin embargo, muy dañino para la salud y sus efectos están relacionados directamente con el cáncer.

Apoyo: laopinion.com.co