A raíz de la muerte de uno de los conductores de la empresa Coopcasur, los transportadores convocaron a una reunión entre directivos, autoridades y policía para buscar solución a varias problemáticas que el gremio enfrenta, especialmente en temas de inseguridad.


Con una caravana, los transportadores de servicio público llegaron hasta el Distrito Especial de Policía Soacha para reunirse de carácter urgente con el Teniente Coronel Gustavo Berdugo, el alcalde Eleázar González y varios funcionarios de la alcaldía para hablar de la inseguridad que viven quienes se atreven a cubrir la ruta a Cazucá. Son frecuentes los robos y amenazas a los conductores, situación que impide prestar el servicio a la comunidad.

Los transportadores exigieron que la muerte de su compañero Pedro Bernal no quede impune, que los responsables de este crimen paguen por lo que hicieron y que se haga justicia. El alcalde González se pronunció acerca de lo sucedido:

“Primero solidarizarme con la familia del conductor Pedro, un habitante de Soacha con bastantes años de servicio; segundo, quiero decirles que se han tomado medidas como una recompensa de 10 millones de pesos que ofrece la Policía Nacional para dar con el paradero del responsable del asesinato”, afirmó el alcalde.

Durante la reunión se trataron temas como la falta de alumbrado público y de presencia policial en la vía, lo que les ha permitido a delincuentes abordar las busetas para cometer atracos a los conductores. El temor de que uno de sus pasajeros resulte herido es una de las razones por las cuales después de las 8 p.m. los transportadores no suben hacia Cazucá, pues si lo hacen corren el peligro de ser víctimas de los robos o que sus vehículos sufran daños.

Además expresan que el transporte ilegal los está afectando y aseguran que son estos vehículos una de las causas para que el servicio público legal no pueda ingresar en horas de la noche a Cazucá. Ellos solicitan el respaldo de la policía de tránsito y transporte con el fin de acabar la piratería que tanto los ha afectado, sin embargo el secretario del movilidad recordó que este trabajo debe ser efectuado mancomunadamente entre policía y conductores, pero aseguró que la informalidad no es fácil de combatir, aunque dijo que en los tres primeros meses de 2.016 se han sacado 288 comparendos.

Otro de los temas fue el toque de queda para menores de edad, según los conductores en ocasiones son estos jóvenes los que cometen actos delictivos en horas de la noche, motivo por el cual el alcalde dijo que la presencia de la policía se dará de 5p.m. a 12 de la noche para generar más confianza y seguridad no solo a los transportadores, sino a los pasajeros.

Al finalizar la reunión, el gerente general de la empresa Coopcasur Ltda, Omar Alarcón, se refirió a las conclusiones del encuentro con las autoridades:

“Se establecieron unas mesas de trabajo y un plan de acción articulado entre nosotros como representantes de las empresas, los conductores y la policía, institución que se comprometió a hacer más presencia en algunos sitios neurálgicos”, expresó el gerente.

Esta reunión contó con el apoyo y la presencia de los secretarios de Gobierno y Movilidad, CTI, SIJIN, GAULA, Ejército Nacional, Policía de Soacha, Policía de Tránsito y Transporte, y el alcalde municipal.