«Yo no le pido que me regale nada, iguale en derechos a nuestros hijos«, le dijo el alcalde Juan Carlos Saldarriaga a la Vicepresidenta.

Saldarriaga se refería al giro anual que la Nación le hace al Municipio por cada niño de “convenio”.  «Yo no le pido que me regale nada, iguale en derechos a nuestros hijos. Los hijos de nuestra ciudad merecen el respeto, que haya igualdad con el resto del país. Al chocó le dan 3 millones de pesos a cualquier niño, no entiendo por qué a un menor  de nuestra patria pequeña el Estado sólo le da  1’700.000 pesos».

Así le habló el alcalde de Soacha, Juan Carlos Saldarriaga, a la vicepresidenta Martha Lucía Ramírez,  en presencia del gobernador de Cundinamarca, Nicolás García Bustos.

El mandatario local enfatizó en el tema educativo como una de las estrategias para disminuir la violencia en las mujeres, determinando que son factores que no solamente las involucran a ellas, sino también a sus familias.

El jalón de orejas lo hizo en el lanzamiento de la estrategia nacional  INÉS, que busca disminuir la violencia en las mujeres rurales.

La vicepresidenta del país, Martha Lucía Ramírez, explicó la importancia de esta iniciativa, pero no se refirió al llamado del alcalde. «Queremos apoyar las posibilidades de proyectos productivos que generen empleo, que generen oportunidades a todos los habitantes de Soacha. Nos preocupa especialmente el tema de mujer en Soacha, y por eso queremos acabar cualquier tipo de violencia al interior de las familias».