A falta de un kilómetro, se presentó una caída que involucró a varios ciclistas.

El ciclista irlandés Sam Bennett del equipo Deceuninck-Quick Step se llevó este viernes la cuarta etapa de la Vuelta a Burgos, que se disputó entre Gumiel de Iza y Roa de Duero, con un total de 164 kilómetros de trayectoria.

La fracción de esta etapa fue plana y al final tuvo como protagonistas a los sprinters, entre los que no pudo estar el ciclista colombiano Fernando Gaviria, quien era uno de los favoritos para ganar hoy viernes. 

Contrario a las anteriores, esta etapa se corrió sin mucha dificultad para los ciclistas. Al inicio hubo un pequeño grupo de fugados, en cabeza de Damiano Cima, Diego Sevilla, Riccardo Verza, Alejandro Molina y Jakobus Smit.

Pasaron unos kilómetros y el pelotón empezó a apretar un poco más, entre ellos la escuadra UAE Team del colombiano Fernando Gaviria, hasta alcanzar a los demás ciclistas.

Ya juntos, empezaron los movimientos de los equipos para ubicar en el mejor punto a sus velocistas, pero una caída a pocos metros del final de la competencia alteró todo, pues varios corredores se vieron involucrados, lo que fue aprovechado por Sam Bennett

El mejor colombiano en la general de la Vuelta a Burgos continúa siendo Esteban Chaves, a 35 segundos del líder Remco Evenepoel. El segundo puesto es para George Bennett a 18, y el tercer lugar lo ocupa Mikel Landa.

Este sábado se definirá en la última etapa la Vuelta a Burgos con una fracción de alta montaña que exigirá a los corredores entre Covarrubias y Lagunas de Neila con 158 kilómetros de recorrido. 

Durante esta etapa habrá tres premios de tercera categoría en los  kilómetros 103, 134 y 154.

Fuente: Revista Semana