La banda bogotana de rock «Aterciopelados» estará en Nueva York mañana viernes en el denominado Tributo a los Guardianes de Paz, un sincero reconocimiento a la Organización de las Naciones Unidas.


En la capital del mundo, Aterciopelados tendrá la misión de interpretar el himno de los derechos humanos The price of silence, una composición inspirada en la Canción protesta, reconocido tema de los dos líderes de este grupo.

Por petición de sus seguidores y atendiendo una cordial invitación de Amnistía Internacional, es que la agrupación bogotana participará en el evento. Estarán también reconocidos personajes de la música como Harry Belafonte (veterano compositor y actor norteamericano), Roberta Flack (reconocida intérprete de soul) y Angeline Kidjo (cantante africana embajadora de la buena voluntad de la Unicef), entre muchas otras personalidades.

Andrea Echeverri y Héctor Buitrago, integrantes de «Aterciopelados», dicen que “estaremos ahí porque creemos que los artistas tenemos que tener una posición política clara, y cantarle a la paz lo puede hacer cualquiera. Hay que ser conscientes de los problemas de fondo que tiene la sociedad y hay que tratar de cambiar las cosas de raíz”, concluyeron los embajadores del pop bogotano.