Un nuevo estudio detalló que existen diversas prácticas que los gobiernos están realizando para desprestigiar ciertos medios o proponer ideologías a través de redes sociales y sitios dedicados en internet.


La práctica de extender la propaganda de algún gobierno a través de redes sociales ha comenzado a utilizarse en más países de los que se pensaba. De acuerdo al último reporte de Libertad en la Red, realizado por Freedom House, al menos 30 países -de los 65 estudiados- han cometido alguna de las faltas que se consideran en esta categoría. Ya sea a través de la creación de cuentas «troll», bots, comentaristas pagados o la instalación de noticias falsas, el informe detalla que durante el 2017, 30 naciones cayeron en estas tendencias, una práctica que hasta ahora se le relacionaba principalmente a China y Rusia.

«El uso de comentaristas pagados o robots políticos para extender la propaganda del gobierno inició con China y Rusia, pero ahora ha alcanzado un nivel global», explica el presidente de Freedom House, Michael Abramowitz, y alerta que «los efectos de este rápido avance en la tendencia son potencialmente devastadores para la democracia y el activismo cívico».

Entre los países que son mencionados por el informe se encuentra Egipto, Irán, Marruecos, Sudán, Turquía, Cuba, Siria, Venezuela, Colombia, Ecuador, México, Tailandia y Vietnam, entre otros. Chile, en tanto, no fue incluido en el reporte realizado por la organización. Por el contrario, el documento destaca a Canadá, Estados Unidos, Argentina, Australia, Francia, Italia y Reino Unido como algunas de las naciones que no han caído en la práctica de generar «ejércitos cibernéticos» pagados para esparcir su ideología política en redes sociales.

Fuente: Emol.com – http://www.emol.com/noticias/Tecnologia/2017/11/17/88378