En Cundinamarca las autoridades piden proteger al perezoso de dos dedos

El perezoso de dos dedos es un animal representativo de la Provincia del Tequendama, sin embargo, está muriendo en las carreteras del departamento.

Las autoridades ambientales de Cachipay, Cundinamarca, realizaron una jornada de concientización sobre el cuidado y la protección del perezoso de dos dedos, identificado bajo el nombre científico de Choloepus Hoffmanni.

La jornada tuvo el lema ´conmemoración del perezoso de dos dedos´, esta fue organizada por la Gobernación de Cundinamarca, la Alcaldía Municipal de Cachipay, la Secretaría de Desarrollo Económico, Agropecuario y Ambiental, La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), el Instituto de Protección y Bienestar Animal (IPYBAC) y el Grupo de Investigación de Biología (GRIB); el evento se realizó debido a la importancia que tienen estos animales en la región, llegando a ser un animal emblemático de la Provincia del Tequendama.

La médico veterinaria del grupo de fauna del IPYBAC, Jenifer Vera, comentó: “Estamos en el municipio de Cachipay en la conmemoración del perezoso Choloepus Hoffmanni, especie emblemática del municipio y de la región del Tequendama. Recordemos que es una especie de gran importancia ecológica al ser dispersora de semillas.”

Durante la jornada, se realizaron charlas de sensibilización y se resaltó la importancia ecológica de la especie; se habló sobre las características morfológicas de los perezosos y algunas curiosidades sobre estos, destacando su lentitud y sus empobrecidos sentidos de la vista y el oído.

Las curiosidades mencionadas anteriormente, son muchas veces las causales de no poder reaccionar a tiempo y son atropellados por los vehículos en las carreteras departamentales, especialmente en la vía que comunica a los municipios de Cachipay y Zipacón.

Finalmente, hay que mencionar que el perezoso de dos dedos suele ser un animal nocturno y solitario, con un tamaño aproximado de 60 centímetros de largo y un peso que oscila los 5 y los 7 kilogramos, su hábitat principal son las selvas boscosas de Centro y Sudamérica.

Recordemos que es una especie de gran importancia ecológica al ser dispersora de semillas. El llamado a la comunidad es a proteger esta especie, evitar el contacto con ella y cuidar y proteger su ecosistema.

Jenifer Vera.

Por: Laura Katherine Lancheros
Foto: Faunia.es

cargando...