Año tras año cientos de padres de familia que aspiran a matricular a sus hijos en el sistema educativo de Soacha, viven el calvario de no encontrar un cupo escolar. La solución por parte de la Nación siempre ha sido obtener recursos para financiar los denominados ‘convenios’. Para evitar que la situación siga creciendo a futuro, ya hay proyectos de construcción de nuevas instituciones educativas.


Se volvió común ver año tras año en el mes de enero, gigantescas filas al frente de la Secretaría de Educación en donde hay niños y jóvenes que requieren un cupo escolar. Cada uno tiene una historia diferente, llega con carta de desplazamiento, recién se traslada al municipio, por temas económicos se decidió salir del sistema educativo privado, compró vivienda en Soacha u otra razón diferente. Lo cierto es que el déficit de cupos educativos en el sistema oficial es una realidad de cada año.

Este 2017 arrancó con la alerta educativa ante el Ministerio de Educación Nacional, pues hasta el momento, se calcula un déficit de 3500 cupos escolares principalmente de estudiantes de primaria. Al crear la alerta el objetivo es gestionar ante el Ministerio recursos para poder financiar cupos escolares a través de los denominados ‘convenios’.

Según el alcalde municipal, Eleázar González, durante el año anterior se realizaron trámites y proyectos para la construcción de nuevos colegios.

«Se ha insistido al Gobierno Nacional en la construcción de nuevas instituciones educativas para el municipio, son ocho proyectos que van avanzando pero no con la premura que se quisiera. Con Fonade y el DNP venimos trabajando en la proyección de financiación de infraestructura educativa a través del sistema APP», afirmó el mandatario de Soacha.

Por lo pronto, la propuesta más cercana y tangible es la construcción del colegio Torrentes y Vida Nueva, el cual se espera ofrezca sus servicios educativos en enero de 2018 y así cubrir parte de la demanda del sector.

Según el alcalde municipal, se cuenta ya con financiación y proyectos en marcha de fortalecimiento de infraestructura educativa, de esta manera, algunos colegios podrán incluso doblar su capacidad de atención. Dichas acciones se adelantan con recursos propios del municipio y benefician a las instituciones Julio César Turbay, León XIII, Charquito y Eduardo Santos