15 meses después de finalizados los trabajos, es evidente el deterioro del pavimento en esta avenida de la Ciudad Jardín.  

El portal de noticias Día a Día, integrante de ASC Medios, publicó un informe sobre lo ocurrido con los trabajos en esta importante arteria vial de Fusagasugá.  

Informe Especial

La única certeza que se tiene hoy es que el llamado “arreglo de la Avenida Las Palmas de Fusagasugá, se constituye en uno de los más grandes fiascos de la gestión oficial en responsabilidad que comparten el departamento (ICCU), el Municipio y el contratista.

En ese frente invirtieron algo así como $2.700 millones de los contribuyentes, en proceso cuya responsabilidad principal, según los entendidos, corresponde al Instituto de Infraestructura y Concesiones de Cundinamarca.

Fue esa entidad la encargada de desarrollar todo el proceso contractual cuando entonces, como ahora, la gerente era la ingeniera Nancy Valbuena. (Ver: Av. Las Palmas de Fusagasugá: ¿Quién tuvo la culpa? )

Acá la pregunta es: ¿en Cundinamarca hay más obras en similares condiciones bajo administración del ICCU?

Desde luego las miradas apuntaron hacia el Instituto de Infraestructura y Concesiones de Cundinamarca y la Unión Temporal Vías 030 (el contratista) a quienes, reiteradamente y a través de varias fuentes, les han solicitado explicaciones; ninguna es convincente.

Voces autorizadas insisten en que la obra enfrentó serios problemas fundamentalmente debido a que EMSERFUSA, en gerencia de Julián Duarte Castellanos,  no atendió una solicitud para que se construyeran obras que permitieran evacuar las aguas lluvias a lo largo de la Avenida Las Palmas.

Se dijo entonces que la falta de sumideros “están afectando la misma (Avenida Las Palmas), se evidenció la necesidad de la construcción de unas obras de manejo y mitigación de dichas aguas”.

“…se evidenciaron los puntos fallados dentro de los tramos intervenidos en el contrato, se evidenció nuevamente que estos fallos se presenta por la falta de manejo de las aguas lluvias, aguas filtradas y aguas por escorrentía infiltradas que se presentan en esta vía”.

Con ello la Unión Temporal Vías 030 habría dejado en claro que era necesaria la instalación de sistemas de drenaje inexistentes en amplio tramo de la Avenida Las Palmas, estructura que debían ser ejecutada por Emserfusa.

Más allá de esas explicaciones, lo cierto es que hoy los problemas generados por las deficientes obras sobre la Avenida Las Palmas hablan mal de los encargados de la ejecución de los trabajos y de todos quienes intervinieron en ellos.

De momento, oficialmente, tampoco se conoce sobre actuación alguna de los organismos competentes para ejercer control; que se sepa ni la Asamblea de Cundinamarca (por la intervención del ICCU), ni el Concejo de Fusagasugá, le han metido mano al asunto.

Mucho menos se puede esperar intervenciones de la Contraloría y la misma Procuraduría, organismos que, de acuerdo a la experiencia, poco confianza despiertan para investigar  este tipo de episodios.

Las únicas voces que se escuchan son las expresiones de todo tipo lanzadas por una sociedad dolida; muchas son las caricaturas que, a manera de protesta, vienen entregando las mismas comunidades. (Ver: Caricatura a las obras de la Avenida Las Palmas de Fusagasugá )

Incluso algunos transportadores y habitantes en el vecindario de la Avenida Las Palmas, han dedicado tiempo y dinero para tratar de “tapar los huecos” en respuesta a la desidia oficial.

Periodismo Público y Noticias Día a Día forman parte de ASC Medios