Luego de que hace aproximadamente dos semanas un grupo de jóvenes delincuentes casi acaba con la vida de uno de los vigilantes del conjunto residencial Terragrande I, el pasado domingo una joven residente del lugar se convirtió en la nueva víctima de los mal llamados ‘hinchas’ del fútbol.


Los hechos se presentaron a la 1pm del pasado 28 de agosto cuando Camila Andrea Romero Ardila salió de su apartamento hacia la casa de una amiga. En ese momento por su camino se cruzaron dos sujetos conocidos como ‘Mechas’ y ‘Cristian’, quienes invitaron a la muchacha a tomar una cerveza. Camila aceptó la invitación, sin embargo unos minutos después apareció la novia de Cristian, quien a pesar de no tener ninguna reacción, manifestó su molestia por ver a la joven al lado de su compañero sentimental.

“Después de que ella llegó, a la media hora hizo presencia la novia de Mechas y entre las dos comenzaron a tratarme mal. Al ver la situación decidí irme para evitar inconvenientes y aunque la novia de Cristian siguió insultándome, yo la ignoré y seguí mi camino. Cuando llegué donde mi amiga una de ellas me tomó por la espalda y me agarró del cabello para tirarme al piso, pero yo la cogí para evitar que me tirara, sin embargo eso no sirvió de nada porque la otra llegó y entre las dos empezaron a agredirme y ahí fue cuando me rasguñaron la cara, me enteraron las uñas y me arrastraron por el piso. Luego de eso ambas se fueron y en cuanto pude me levanté del suelo y me fui”, explicó Camila Andrea.

Posterior a la agresión, la víctima se dirigió de inmediato a su EPS, donde en el servicio de urgencias le hicieron la valoración de las lesiones provocadas para expedir el dictamen médico. Con dicho documento se dirigió a la URI de Soacha donde hizo la denuncia y de ahí fue remitida a Medicina Legal sonde le dieron 15 días de incapacidad.

“Antes de que me pegaran, ‘Yury’ (la novia de Mechas) me había amenazado porque supuestamente yo tenía una relación con su novio, pero eso es completamente falso. Es de destacar que aunque ya había un antecedente de amenazas, fue la primera vez que me agredieron”, resaltó la víctima.

Estamos huérfanos de la Ley

Así se expresó el Administrador de Terragrande, Misael Álvarez, quien se mostró inquieto por lo que él considera ‘abandono’ y ‘negligencia’ por parte de las autoridades, quienes a pesar de los recurrentes llamados que se les ha hecho y las evidencias que han presentado, no han atendido con diligencia este caso:

”Lamentablemente, como en los casos anteriores, estamos huérfanos, no hay Ley y tampoco quien nos asista. Este fin de semana trató de haber otra asonada y la Policía no se hizo presente, desafortunadamente esto sigue sucediendo. Necesitamos que alguien haga algo por este conjunto, porque la verdad si no se actúa va a haber un muerto. Un vigilante que quizá va a tener secuelas de por vida extrañamente fue obligado a conciliar como si no hubiera pasado nada acá y eso es lo que me da más tristeza, ¿dónde está la Justicia en Soacha? Estoy viendo que hace un mes al vigilante le rompieron las costillas con su bastón de mando y a otro le rompieron la cara, ahora vemos como a una niña le desfiguraron la cara y no hay quien diga algo”, expresó.

El Administrador agregó que a pesar de los llamados que han hecho, nada ha funcionado y afirma que es ‘como si hubiera pasado la fiesta de la piñata’ y agregó que existe una serie de víctimas que a nadie le importan.

“Muchos de los habitantes del conjunto nos preguntamos qué está pasando, hasta qué punto nos pueden dejar solos, ¿habrá que esperar a que maten a alguien, incluso al mismo Administrador?”, finalizó Álvarez.

La denuncia por la agresión ya se encuentra en la Fiscalía, mientras tanto Camila acudirá a la Personería para ver la forma de obtener una asesoría que le permita tomar medidas de protección para evitar que sus verdugos la sigan atacando.