A partir del proceso de inscripción realizado en el Partido Liberal el pasado 16 de abril y ante la indiferencia de los partidos de la Unidad Nacional en la entrega de los avales, más de 3000 asistentes de todas las colectividades políticas, decidieron postular el nombre de Joaquín Camelo al cargo de Gobernador de Cundinamarca.


“Hoy las bases de todas las colectividades de la Unidad Nacional rompen la historia de este departamento, que por más de 20 años vivió la imposición de candidatos a los cargos de elección popular. Es hora de interpretar el clamor ciudadano, de generar la transformación cultural de Cundinamarca, de cambiar la forma de vernos, debemos construir un nuevo modelo que nos permita abandonar las antiguas prácticas y consolidar un nuevo patrón de crecimiento y desarrollo social”, anotó Camelo Ramos durante su intervención.

La Unidad Nacional integrada por el Partido Liberal, Cambio Radical y el Partido de la U, tiene en sus manos la decisión de la que se espera se ponga el bienestar ciudadano por encima de los intereses partidistas.

«Si la Unidad Nacional existe sobre la tripartita decisión de los partidos que hoy la encomiendan deberíamos tener más prosperidad. La unidad Nacional es eso, una estrategia legislativa y por supuesto, una muy inteligente táctica para pensar en el 2018. Si la Unidad Nacional considera que Joaquín Camelo no puede ser la alternativa de poder en Cundinamarca, serán las bases, las mayorías, los sectores sociales, los que decidan a conciencia; en absoluto tomaré decisión diferente a respetar la voluntad de los cundinamarqueses», sostuvo Camelo durante la rueda de prensa.

Con la presencia de líderes provinciales, sociales, empresarios, congresistas de varias vertientes y destacados dirigentes nacionales y departamentales del Partido Liberal; Camelo fue postulado por las fuerzas políticas del departamento para construir en torno al liberalismo una nueva agenda que garantice la participación y autonomía de la ciudadanía en la toma de decisiones. Señaló: “Como precandidato asumo el compromiso, ante las mujeres, jóvenes y hombres trabajadores, de liderar en nuestra región el proceso de superación de la crisis institucional que hoy se presenta, de construir un nuevo modelo eficiente para el postconflicto y la paz con seguridad. Con trabajo, esfuerzo y consagración seremos el motor que lidere el cambio en nuestro país”.

Finalmente, aseguró que su postulación es la refrendación de su propuesta a que Cundinamarca se convierta en el departamento más importante de Colombia.