Un total de 875 cupos disponibles para brindar protección a menores que están en condiciones de vulnerabilidad con edades entre los 6 y 17 años, tiene disponible la Beneficencia de Cundinamarca en los cinco centros de atención con los que cuenta en los municipios de Sibaté, Fusagasugá, Pacho y Chipaque.


“Los servicios de protección social hacen referencia a la aplicación de aquellos programas dirigidos a favorecer el restablecimiento de las condiciones esenciales para preservar la vida, el desarrollo integral digno y disminuir los factores adversos que afecten a los niños, las niñas y los adolescentes”, manifestó Zoraida Silva Rivera, subgerente de Protección Social de la Beneficencia de Cundinamarca, quien aseguró que para que los menores accedan a estos beneficios deben ser remitidos por la autoridad competente, es decir, el Comisario de Familia, el Defensor de Familia y si no existen estas dos figuras en la población, por el Inspector de Policía.

Alimentación, alojamiento, vestuario, educación, así como los servicios profesionales de atención terapéutica y fortalecimiento a redes familiares, sociales e institucionales, mediante un equipo profesional de las áreas de trabajo social, terapia ocupacional, psicopedagogía, psicología, nutrición, fonoaudiología, psiquiatría, reeducación y programas de educación para el trabajo, se ofrecen para restablecer el bienestar de los menores.

Los niños, niñas y adolescentes que pueden acceder a estos programas de atención prioritaria son menores víctimas del maltrato físico, psicológico y sexual, negligencia y violencia intrafamiliar, abandono o peligro físico o moral reciban la atención que permita mejorar sus condiciones de vida.

Para acceder al servicio se debe presentar el registro civil del menor, carnet de seguridad social o sisbén, certificado actualizado de acción social, último informe escolar, fotocopia de la cédula de los padres o acudiente, certificado de residencia, certificado de ingresos de los padres y fotocopia de acta de custodia, informe psicosocial soportado con visita domiciliaria y fotocopia de la noticia criminal o denuncio en caso de abuso sexual.

Es importante destacar que la Beneficencia también atiende a menores víctimas de desplazamiento o amenazados por grupos delincuenciales, sus servicios son gratuitos y no pueden ser inferiores a un año, y hasta que se corrobore, por parte de la autoridad competente, que las condiciones de vida del menor son aptas para su desarrollo integral dentro del núcleo familiar.