Para forjar más futuros medallistas olímpicos como Carlos Ramírez y Mariana Pajón, Bogotá estrenó su primera pista profesional de BMX ubicada en el Parque Recreodeportivo El Salitre.

El alcalde Enrique Peñalosa puso en funcionamiento este importante escenario deportivo, ratificando su compromiso con los deportistas de la ciudad que necesitaban un espacio como este con todas las condiciones.

“Esta es una superpista con doble partidor para que campeones como ellos y muchos niños principiantes hagan deporte. Seguimos construyendo los mejores escenarios deportivos para Bogotá, para que tengamos competencias internacionales, para promover el deporte”, aseguró el alcalde.

Este es un sueño hecho realidad para miles de deportistas que anhelaron tener un espacio propicio para sus entrenamientos y competencias, permitiendo de esta manera que esta disciplina siga en auge y se logre el crecimiento de los nuevos talentos.

Esta imponente pista cumple con el reglamento de la Unión Ciclística Internacional (UCI), tiene un área de 13 mil metros cuadrados (primera etapa), 450 metros lineales de trayecto de competición, dos (2) circuitos paralelos con partidores en estructura metálica de 8 y 5 metros (Línea de Supercross y Línea Challenger), dispuesto en 8 líneas de carril.

También está dotada de zonas de pits, calentamiento y recuperación y áreas de sala de control antidopaje, enfermería, gimnasio, administración y almacén.

“Es algo muy bonito para todos los bogotanos, la invitación es que la disfruten, que se la gocen, que por fin tenemos una pista como estás con dos partidores, creo que es de las primeras del país, hay otra en Manizales que se hizo hace algunos años, pero de esta calidad es de la mejor que tenemos en el momento”, sostuvo Carlos Ramírez,   medallista olímpico.

Adicionalmente el edificio bajo partidores ofrece servicios de baño, vestieres, y subestación eléctrica. La pista cuenta con cerramiento perimetral e iluminación, lo que permite su uso en horario nocturno.

La primera etapa se desarrolló durante nueve meses y tuvo una inversión de $ 8.110 millones.

 La segunda etapa de la pista ya está contratada por un valor aproximado de 4 mil millones de pesos y constará de zonas exteriores en adoquín, espacio público y una gradería con capacidad para 2.000 personas aproximadamente.