Después de realizar las adecuaciones locativas necesarias, la Secretaría de Educación puso en funcionamiento los comedores escolares de los colegios Nueva Delhi, en la localidad de San Cristóbal, y República de Bolivia, en Engativá. En estos dos comedores escolares la entidad invierte al año más de 800 millones de pesos.


Ahora más de 2.300 estudiantes de estas dos instituciones tienen garantizado un óptimo servicio en el suministro de comida caliente en condiciones de calidad e higiene.

Estos dos comedores escolares, a través de desayuno o almuerzo, brindan un apoyo entre el 22% y 30% de las necesidades nutricionales diarias, respectivamente, que requieren estos niños y jóvenes, quienes pertenecen a una población de bajos recursos.

Estos espacios ahora cumplen con las condiciones de infraestructura y máximos estándares de calidad, exigidos por la Secretaría Distrital de Salud en cuanto a producción, suministro y consumo de los alimentos.

Para alcanzar la calidad de la educación y garantizar la permanencia de los niños en el colegio, la administración de Bogotá se ha comprometido en entregar una alimentación nutritiva y saludable, que mejore el estado nutricional de los estudiantes. Por esta razón hace grandes esfuerzos para que el suministro de la comida caliente, sea entregado en plantas físicas que reúnen todas las condiciones de calidad, después de señalamientos que indican que hay deficiencias en esta materia en la capital del país.