Los delincuentes se hacían pasar por guerrilleros de las FARC para intimidar a sus víctimas que en la mayoría de los casos eran comerciantes y tenderos del municipio de Soacha.


Fueron capturados ocho hombres que se dedicaban a extorsionar a comerciantes del municipio de Soacha. Al parecer los delincuentes exigían entre 50 y 200 millones de pesos a los dueños de los negocios para no atentar contra ellos, se hacían pasar por integrantes del frente 42 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Farc.

Tras recibir el dinero, entregaban un paz y salvo en el que certificaban el monto del aporte para que, según los delincuentes, cuando llegara otra persona perteneciente a las Farc les mostrara el documento como prueba y certificación de la contribución.

El general Humberto Guatibonza, comandante del Gaula, dijo que “las bandas delincuenciales vienen aumentando en el municipio de Soacha, sobre todo durante el paro agrario”.

Las detenciones se produjeron cuando los sujetos recibían el dinero producto de las amenazas a un comerciante del municipio.