El director del Instituto Distrital de Gestión de Riesgo y Cambio Climático (IDIGER), ingeniero Javier Pava Sánchez, instó a los habitantes de la ciudad a que hagan un uso racional del agua y de la energía ante la inminente llegada del fenómeno del niño, según datos del IDEAM.


Pava Sánchez reiteró que los embalses que surten de agua potable a la ciudad están, según la lectura de hoy, así:

Sistema compuesto por los embalses Neusa, Sisga, Tominé, se encuentra en el 68%.
Sistema Chingaza en el 95%.

Esto que indica que la ciudad de Bogotá tiene en este momento tranquilidad en lo que tiene que ver con el suministro para enfrentar las posibles consecuencias del fenómeno del niño por lo que resta de este año y los primeros meses del 2015.
“Para que las reserva de agua en el Distrito tengan una mayor duración en el tiempo y previendo que el fenómeno del Niño se prolongue, el IDIGER hace un llamado a los ciudadanos al uso eficiente y sensato de energía y agua, ahora que tenemos la capacidad para enfrentarlo”, precisó Pava.

Agregó que Bogotá tiene un gasto dentro de los parámetros normales, porque tiene una cultura de ahorro luego del racionamiento que tuvo en los años 96 y 97. Hoy, según datos de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB), una persona consume alrededor de 110 litros de agua por día, cuando antes de 1997 era del orden de 220 litros por persona día.

Recomendaciones para un uso eficiente del agua y energía:

* Reduzca el tiempo en la ducha a la mitad.
* Descargue el sanitario sólo cuando sea necesario.
* Cierre la llave mientras se afeita o se cepilla los dientes.
* Use la lavadora con la carga completa.
* Vigile cuidadosamente los empaques de todas las llaves, duchas y tuberías de su domicilio para verificar que no se presenten escapes o fugas que incrementen innecesariamente las marcaciones de su contador de agua.
* Cerciórese de que las cisternas de los baños funcionen correctamente.
* Es recomendable depositar en el tanque de la cisterna del baño cualquier tipo de recipiente que ayude a reducir el consumo de agua como botellas y garrafas de plástico.
* Revise el flotador o árbol del tanque principal, mensualmente, para que no se desperdicie el agua.
* Los tanques de almacenamiento ubicados en las viviendas deben limpiarse al menos dos veces al año, de tal manera que se preserve al interior de la vivienda la calidad del agua que el Acueducto entrega.
* Procure que el tanque sea de los de nueva generación, de menor tamaño.
* Mantenga cerrada la llave del grifo mientras efectúa rutinas de aseo personal.
* Utilice balde para lavar pisos, no utilice la manguera. Si puede, reutilice en ello el agua de la lavadora.
* En lo posible instale aparatos sanitarios de doble servicio.
* Verifique mensualmente que durante la noche -y sin consumos- la lectura del medidor de agua se conserva.
* Instale en duchas y llaves ahorradores que ayudan a controlar el caudal suministrado.
* Sustituya los bombillos incandescentes por ahorradores (fluorescentes o LED).
* Encienda las luces únicamente cuando las necesite y al salir, apáguelas.
* No deje encendidos los electrodomésticos cuando no los esté utilizando, apáguelos y desconéctelos, incluidos los cargadores de celulares y equipos tecnológicos.