Se trata de Monseñor Luis José Rueda, quien durante su homilía de posesión, destacó que esperan «con ansia la reapertura de los templos».

La Arquidiócesis de Bogotá dio la bienvenida al monseñor Luis José Rueda Aparicio como nuevo arzobispo de la ciudad. En una misa privada, conducida por el nuncio apostólico en Colombia, monseñor Luis Mariano Montemayor, el nuevo arzobispo de Bogotá dijo: «Vengo a caminar con ustedes, a orar con ustedes y, cuando Dios me conceda, vengo a morir con ustedes».

El Arzobispo Rueda manifestó su disposición como «servidor del Evangelio». Recordó su paso por Santander, para servir como Obispo en Montelíbano en Córdoba y su estancia en Popayán: «no puedo ocultar que tengo al Cauca en mi corazón», dijo en la homilía de su posesión.

Destacó, sin embargo, su compromiso con Bogotá: «Vengo a caminar con ustedes. Vengo a orar con ustedes. Vengo a evangelizar con ustedes. Y, cuando Dios me conceda esa gracia, ¡vengo a morir con ustedes!», agregó. 

Se refirió a las misas presenciales y dijo que esperan «con ansia la reapertura de los templos. Con todos los protocolos, ciertamente. Pero es urgente que nuestros fieles y comunidades puedan beneficiarse de esos pulmones espirituales que son los lugares consagrados».

Además, resaltó el trabajo del cardenal Rubén Salazar, a quien reemplazará en su cargo: «de un modo muy especial, alabo y bendigo a Dios, por la sabiduría misionera y la audacia evangelizadora de Su Eminencia el Señor Cardenal Rubén Salazar Gómez. En verdad me llena de alegría recibir una Iglesia bien estructurada, un plan de Evangelización en plena marcha».

Así mismo, se dirigió a líderes políticos y sociales; a autoridades civiles, militares y de policía; a personal de salud, docentes y a medios, para manifestar su «disposición para que aunemos fuerzas, para que tendamos puentes de encuentro, para que forjemos una sociedad más justa y fraterna, y para que trabajemos unidos por la paz de Colombia».

Por su parte, Monseñor Montemayor, representante diplomático de la Santa Sede en el país, extendió un saludo por parte del Papa Franciso: “Permítanme presentar un caluroso saludo, en nombre del Papa a todos los asistentes a esta ceremonia de posesión, siendo esta una ocasión propicia para hacer cercano una vez más su afecto y sus oraciones por la Iglesia y el pueblo colombiano”.

Destacó el apoyo de la comunidad católica para al Arzobispo de Bogotá en sus labores. Dijo en su discurso: “el Santo Padre le ha pedido que sea el pastor de esta gran Arquidiócesis, pero no esta solo, para responder a todos los desafíos, cuenta con los bogotanos católicos, son numerosos y capacitados para influir tanto en la vida y tarea pastoral, como en la vida política y económica de la ciudad”.

Fuente: ElTiempo.com