Así lo confirmó la Dirección de Tránsito de la Policía Metropolitana de Bogotá un día después del accidente en donde murió Héctor Zúñiga.

Luego del fuerte impacto, el conductor de la camioneta fue trasladada a la Clínica Los Nogales donde le practicaron la prueba de alcoholemia, la cual dio positiva, pero no se precisó el grado de licor que tenía en su cuerpo.  

La Policía de Tránsito confirmó que el accidente se generó por exceso de velocidad del conductor de la camioneta, y no porque haya caído del deprimido como se dijo inicialmente.

La institución reiteró el llamado a los conductores para que no ingieran licor cuando vayan a manejar, justamente para evitar accidentes como el ocurrido en la calle 94 con NQS de Bogotá.

Ahora el conductor de la camionera enfrenta un proceso judicial debido a que en el accidente murió un motociclista.

Foto: SomosFan